By 90Min
November 04, 2019

El 23 de noviembre está programada la final de la Copa Libertadores. El partido se debería jugar en Santiago de Chile, pero el conflicto social que se vive en el país trasandino pone en duda la sede.

Si bien la idea de Conmebol era mantener el partido en Chile, cada vez falta menos para el encuentro y las condiciones parecen no estar dadas. Convocaron a una marcha para el sábado de la final y las próximas horas serán claves para definir dónde se jugará el partido.

En el día de hoy,  los presidentes de River y Flamengo fueron convocados a una reunión de urgencia y también participarán los presidentes de las federaciones de Argentina, Chile y Brasil. 

Todo indica que el partido no se jugará el 23 de noviembre y tampoco será en Santiago de Chile. Se confirmaría que no se puede jugar allí la final y ya se están manejando las posibles nuevas sedes.

El partido se podría jugar en Asunción, en Lima y en las últimas horas surgió la posibilidad de Bogotá. Por otro lado, hay quienes sostienen que Conmebol no cambiará la sede, pero que postergará el partido una semana para que haya más tranquilidad.

Todo se terminará de resolver en la reunión de mañana. Un desenlace que parece tener un final anunciado y que se pudo haber resuelto mucho mejor.

You May Like