By 90Min
November 04, 2019

El arranque liguero del FC Barcelona en este inicio de curso es el peor de los últimos trece años, sobre todo si atendemos a los encuentros disputados lejos del Camp Nou, donde tiene el mismo porcentaje de victorias que de derrotas tras la de ayer en el Ciutat de Valencia. Desde la temporada 2008-2009 los culés no sumaban tan pocos puntos fuera de casa y desde la 2012-2013 el registro goleador no era tan pobre.

Atendiendo tan solo a estas estadísticas hay dos motivos de sobra para calificar como incomprensible la decisión de Ernesto Valverde de dejar fuera de la convocatoria a Ousmane Dembélé. Es cierto que el futbolista francés no es ni mucho menos sinónimo de buen juego ni de gol, pero seguramente ayer, tras la lesión de Luis Suárez, habría sido de gran ayuda.

JOSEP LAGO/GettyImages


Los primeros partidos de Ansu Fati y Carles Pérez han sido prometedores, pero contando con un futbolista en el primer equipo como el galo, mientras esté sano debería ir por delante de los dos canteranos por pura experiencia. Hablar de Dembélé es hablar de velocidad, descaro, desborde... aptitudes que ayer el FC Barcelona echó en falta y que quizá con el extremo francés habría tenido al menos en el banquillo.

No hay que olvidar que económicamente contar con un futbolista como el 'Mosquito' es un privilegio pues fueron muchos los clubes que se interesaron por él y la directiva puso sobre la mesa más millones que nadie para cerrar el fichaje más caro de la historia del club. Si bien es cierto que su rendimiento no está siendo el esperado, que es propenso a las lesiones y que su comportamiento no termina de convencer, el técnico extremeño no está en una situación tan plácida como para poder prescindir de él en sus convocatorias. Ernesto Valverde no puede darse el lujo de dejar a Dembélé fuera de la lista.

You May Like