By 90Min
November 06, 2019

Anoche el Barcelona cosechó un paupérrimo empate en el Camp Nou contra el Slavia de Praga (0-0). Un resultado que de momento no compromete las opciones del conjunto blaugrana de pasar a octavos de final en Champions, pero que de cualquier manera convierte los dos partidos que le quedan, ante dos huesos como el Borussia y el Inter de Milán, en decisivos.


Soccrates Images/GettyImages

El juego de ayer del conjunto azulgrana dejó bastante que desear. Pero el problema es que este mal ya viene de lejos, sobre todo en los partidos fuera de casa. El propio Piqué aseguró al final del partido que "con este nivel es difícil que nos dé para ganar la Champions". Y todas las señales apuntan a que la culpa es de Ernesto Valverde.

Al final, es el entrenador el que tiene un elenco de estrellas como Messi, Luis Suárez,     Dembelé, De Jong, Rakitic, Arturo Vidal, Jordi Alba o Ter Stegen, y creo que se le puede requerir al extremeño un poco más de fútbol durante los partidos. Porque el problema, repito, no fue solo el partido de ayer ante uno de los equipos más débiles de esta edición de la Champions.

Quality Sport Images/GettyImages


Hace apenas cuatro días contra el Levante, el Barcelona hizo un segundo tiempo horroroso. Recibió tres goles en 10 minutos y el entrenador no supo reaccionar. No encontró soluciones ni en el banquillo ni dentro del campo con una plantilla que, con todos los respetos, debería ganar bien al conjunto granota en cualquier partido. Y si nos vamos un poquito más allá, podemos seguir con estos ejemplos.


En Granada el Barcelona hace algo más de un mes fue dominado por el equipo revelación de la liga (2-0), en Bilbao no fue nada incisivo en ataque y lo acabó pagando (1-0), en Dortmund más de lo mismo y Ter Stegen salvó un punto (0-0) y contra el Inter sólo la gran actuación del alemán en la primera parte y el acierto goleador de Luis Suárez salvaron un partido imposible (2-1)


Valverde ha hecho cosas buenas en su etapa en el Barcelona, todo hay que decirlo. No es fácil ganar dos ligas y una Copa del Rey. Pero en cualquier caso el equipo culé está lejos de la mejor versión de sí mismo, tiene mucho margen de crecimiento y sobre todo, y esto es lo que más le duele a sus aficionados, se la ha pegado en Europa estrepitosamente en Liverpool y Roma. Por ello, o cambia radicalmente el juego del conjunto azulgrana en los próximos partidos, o realmente el técnico podría ver en peligro su puesto.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


You May Like