By 90Min
October 26, 2017

El jugador hispanobrasileño no quiso regresar al Chelsea el pasado verano pensando en el Atlético de Madrid y fueron varios los clubes que se ofrecieron para que el delantero jugase como cedido hasta el mes de enero.


Después de un verano turbulento el futuro de Diego Costa por fin se solucionó y terminó recalando en el Atlético de Madrid. Sin embargo, como el club rojiblanco no puede incorporar jugadores hasta el próximo mercado de invierno a causa de la sanción de la FIFA se especuló con la posibilidad de que el hispanobrasileño jugase hasta enero como cedido en otro equipo que le hiciese de puente y después irse al Atlético de Madrid.


Finalmente esa opción no llegó a darse pero fueron muchos los clubes interesados en el exdelantero del Chelsea, e incluso uno llegó a reservarle un dorsal. Se trata del Everton que confiaba en la posibilidad de contar durante este primer tramo de la temporada con Costa. El conjunto inglés impidió que el jugador croata Nikola Vlasic, que llegó este verano al club, escogiera el número 19 que tenía reservado para Costa y tuvo que quedarse con el 27.

Mike Hewitt/GettyImages

"Quería el número 8, pero lo tiene Ross Barkley, y el 19 lo estaban salvando para Diego Costa. El 27 estaba libre y fue el que elegí", explicó el jugador croata en declaraciones recogidas por Sky Sports.


Pero la historia no terminó como pensaban en el Everton y a pesar de haberle guardado el dorsal Costa no fichó por los Toffees sino que directamente se fue al Atlético de Madrid. De esta manera Costa regresa a la que fue su casa y al equipo donde mostró los mejores momentos de su carrera, aunque no podrá jugar hasta el próximo mes de enero y con el dorsal 18.



You May Like