By 90Min
November 26, 2017

El fútbol nos tiene acostumbrado a regalarnos hechos realmente insólitos y este fin de semana no fue la excepción. Una increíble situación ocurrió en el clásico Avellaneda que terminó en triunfo de Independiente por 1-0 con gol de Leandro Fernández.

Como lo hizo todo el partido, Racing insistía y atacaba para lograr el ansiado empate que nunca llegó. Lautaro Martínez, habitual figura de la Academia, le pegó en el palo y a todo el estadio le dio la sensación que entró.

Brian Mansilla estaba por ingresar al campo de juego y no dudo en salir a festejarlo. Se abrazó al ayudante del entrenador y estuvo varios segundos gritando como si hubiera gol. Cuando se enteró que la pelota no había entrado, realmente no sabía donde meterse.


Justo la televisión lo había captado y su imagen festejando no tardó en viralizarse. Las redes sociales no se lo perdonaron y en Twitter se repitió una y otra vez este video. Minutos después, Brian Mansilla ingresó al campo de juego y tuvo una buena actuación.


Su buen rendimiento no fue suficiente para que Racing logre el empate e Independiente se llevó una victoria que en la previa del partido parecía muy complicada. A Brian Mansilla le habrá costado dormir.

You May Like