By 90Min
December 16, 2018

El FC Barcelona le endosó una 'manita' al Levante en su estadio en un encuentro muy bonito para el espectador. Los locales se fueron arriba al ataque y acusaron la pegada de un Leo Messi que hizo un encuentro espectacular y aprovechó las contras generadas por sus compañeros. 

LO BUENOMessi se echó el equipo a la espalda cuando más lo necesitaba

El conjunto blaugrana no lo estaba pasando nada bien en la primera parte con un crecido Levante que se acercó con mucho peligro a la portería de Ter Stegen. Sin embargo, dos errores en la salida del balón provocaron que Messi se echara el equipo a la espalda y 'matase' al club granota. En el primer gol realizó el pase decisivo a Luis Suárez, que no falló al primer toque, y en el segundo realizó una carrera ante la que no le pudieron parar y resolvió como nadie. En el segundo tiempo terminó pronto con cualquier atisbo de reacción al resolver al primer toque una contra. Por si no fuera suficiente, completó un 'hat-trick' al aprovechar un buen envío de Arturo Vidal.

LO MALO: El Barça sólo consiguió marcar al contraataque 


El equipo visitante tuvo muchos problemas para crear juego e incluso cedió la posesión en muchos tramos de partido. El peso del juego lo llevó el Levante, que acusó los errores en el centro del campo y que vio encajados dos goles en la primera parte gracias a sendos contraataques. Lo cierto fue que el Barça sólo creó peligro a la contra, que es cuando pudo jugar con espacios y aprovechar la velocidad de Dembélé o Leo Messi. Un Barça no reconocible y que cada día tiene menos que ver con aquel equipo del 'tiki-taka' de Guardiola en el que monopolizaba la posesión. No es que sea un equipo peor ni mucho menos. Pero el tipo de juego es diferente y hoy resolvió la papeleta por la pegada y la calidad de sus jugadores de ataque.

LO FEOJuego lento, previsible y poco movimiento arriba del Barça


El Barça ganó por goleada, pero fue un resultado engañoso por lo que se vio en el terreno de juego. Y es que el Levante estuvo muy valiente y siempre buscó el ataque. La presión del conjunto local provocó, sobre todo en la primera parte, que los blaugranas realizasen un juego lento y previsible. A menudo se vio a Rakitic sacar el balón andando y pararse esperando un desmarque de alguien. Arriba hubo muy poco movimiento. Sólo cuando bajó Messi a recibir en el centro del campo el Barça tuvo un poco de aire fresco. En el segundo tiempo, con el resultado a favor y la salida de Arthur, los de Valverde maquillaron las estadísticas y acumularon más posesión del balón. Combinaron más y el cansancio de los locales también ayudó. 

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)