By 90Min
February 25, 2019

El Racing Club de Avellaneda del "Chacho" Coudet es indiscutible: al cabo de las 20 fechas de la Superliga, acumula 48 puntos sobre 60 posibles (80% de efectividad) y 38 goles a favor, con un promedio de casi dos por partido.

Además del respaldo de los números, la Academia se sostiene en lo más alto desde el juego, ya que el entrenador ha logrado que el equipo salga prácticamente de memoria, con una base muy sólida: Gabriel Arias en el arco, la dupla central Alejandro Donatti-Leonardo Sigali, Marcelo Díaz como eje en el centro del campo, y Lisandro López como bandera y goleador.

Marcelo Endelli/GettyImages

Sin embargo, no podemos minimizar las participaciones de los actores secundarios: el gran momento de Saravia por la derecha y Soto por izquierda (no tuvo problemas en reemplazar a Mena), el crecimiento constante de Zaracho y su llegada al área rival, el equilibro de Pol Fernández, la fácil adaptación de Cvitanich, los goles de Cristaldo...

Jam Media/GettyImages

Más allá de todas las variantes que tiene el conjunto de Avellaneda, en el fútbol argentino ha irrumpido un equipo chico con un estilo de juego enorme, que llegó para darnos una bocanada de aire fresco y la esperanza de saber que no hacen falta millones y millones para pelear un campeonato. Se llama Defensa y Justicia, y el responsable es el señor Sebastián Beccacece.

Y a partir de ahí podemos encontrar una respuesta a la pregunta que tiene el título: "¿Por qué nadie quiere que salga campeón Racing?". Por Defensa y Justicia.


El humilde equipo de Florencio Varela perdió ayer ante Boca su primer partido en la Superliga y un invicto de 20 partidos, pero lo que más nos llama la atención a todos es la simpleza que tiene para salir a encarar los partidos, sin importar el rival, sin importar la cancha, sin importar las fortunas que haya en frente. 

El paseo que le propinó al conjunto Xeneize ayer, sobre todo en el primer tiempo, hizo que cada vez más gente se sienta identificada con el estilo de juego que se viene pregonando en el Halcón, con la intención de salir desde abajo tocando y de ahogar al rival a la hora de la presión.


Marcelo Endelli/GettyImages

Hay que tener en cuenta que Defensa es uno de los equipos con menor presupuesto del torneo, y así y todo se mantiene a tres unidades del puntero Racing, a falta de cinco fechas para el final.

Beccacece se basó en reciclar a jugadores descartados por otros clubes, como Lisandro Martínez en Newell's, Alexander Barboza en River, Leonel Miranda, Domingo Blanco y Gastón Togni en Independiente. 

Si a eso se le suma el gran nivel de Matías Rojas, el paraguayo que pasó sin pena ni gloria por Lanús, la capacidad de Nicolás Fernández, uno de los pocos valores de inferiores, la recuperación del "Cuqui" Márquez y la explosión de Ciro Rius, entre otros, se pueden encontrar las razones de este momento, pero todo se basa en EL EQUIPO.

Termine como termine el torneo, Defensa y Justicia ya ganó. Pero, coronar su excelente papel con el primer título en la máxima categoría sería histórico para el club de Varela, esperanzador para el fútbol argentino e ilusionante para casi todos los neutrales. ¿Lo logrará?

Racing, nada personal.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)