By 90Min
September 06, 2019

La confitería del estadio de Racing Club está decorada, casi en su totalidad, por posters de grandes equipos que tuvo ‘la Academia’ a lo largo de su historia. En varios de ellos, hay un jugador que se repite: Diego Alberto Milito, ganador de dos títulos con la camiseta racinguista y actual mánager e ídolo indiscutido del club.

A pocos metros de donde tendrá lugar la charla entre Milito y 90min, Eduardo ‘Chacho’ Coudet responde las preguntas de los distintos periodistas que se acercaron hasta el Cilindro de Avellaneda para conocer la actualidad del plantel. Tras el cimbronazo que significó el 1-6 ante River, se nota que la tormenta ha pasado y las humoradas de Coudet así lo demuestran.

Image by Hernan Horo

Milito fue protagonista de los últimos tres títulos de Racing: en 2001 y 2014 como jugador y luego, en la última Superliga, desde su flamante rol de mánager de la institución.

¿Qué diferencias hubo entre los títulos como jugador y el conseguido como mánager?

Está claro que hay diferencias. No es lo mismo ser jugador, donde hay muchas cosas que dependen de lo que haces dentro de campo de juego. Y en el rol de mánager, o director deportivo, ya no depende tanto de vos, más allá de conformar un buen plantel. Se sufre de otra manera, estás en un palco viendo los partidos.

¿Cuál es la importancia de los mánagers en los clubes?

Es un rol importante. Es el que baja la línea futbolística, las charlas con el entrenador, el perfil del DT que se va a buscar. Trata de hablar con los dirigentes, todo lo que es infraestructura. 

¿Te dolió cómo se dieron las cosas con Centurión? ¿Te dejó alguna enseñanza?

Siempre dejan aprendizajes. Me dolió, está claro, porque es un chico que aprecio mucho y obviamente no era la manera que quería que se termine su aventura en el club. Pero bueno, las cosas se dieron de esa manera. Hay que acompañar y tomar algunas decisiones por el bien de la institución.

Lo más importante es que hoy 'Centu' está bien, está contento, está jugando en otro club y ojalá que le vaya muy bien.


¿Podría volver en algún momento?

No lo sé, hoy lo veo difícil sinceramente. Sigue siendo jugador nuestro, está a préstamo con opción. La verdad es que el deseo es que le vaya bien y que pueda continuar su carrera en ese club, que lo puedan comprar porque querrá decir que le ha ido muy bien. Y si no veremos en un futuro.

¿Cómo se hace para competir con Boca y River?

La diferencia de presupuesto entre ellos y el resto es cada vez más grande. La idea es combatir esto trabajando, tratando de llegar antes a todos lados, mirando, buscando los jugadores antes, sacando de las inferiores. A partir de ahí se puede ser competitivos y estar cerca de ellos.

¿Cuáles son los mejores jugadores que ves hoy en Argentina?

Saracho es un jugador con mucha proyección. Nico Domínguez de Vélez. Capaldo, de Boca, también es un gran jugador.

Nicolás Burdisso fue clave para traer a De Rossi a Boca. ¿Se te pasó por la cabeza hacer lo mismo con algún ex compañero?

Es difícil tratar de convencer a ciertas figuras, no es fácil venir al fútbol argentino. En el caso de De Rossi fue una decisión muy personal, más allá de la relación que lo une a Burdisso. Fue raro porque no es sencillo que un italiano venga a hacer una aventura a nuestro país. Está muy bueno, lo celebro y ojalá le vaya muy bien.

¿Que ex compañero elegirías para traer?

Yo creo mucho en el sentido de pertenencia. Hay chicos que se fueron hace muy poco y tienen que hacer su camino para el día de mañana venir y volcar toda su experiencia acá.

Siempre hay jugadores como ‘Chiquito’ Romero o Maxi Morales. Esos son tal vez los que surgieron del club y están más cerca de poder intentar que vuelvan.

Lautaro Martínez estuvo en las últimas convocatorias de Scaloni. ¿Qué le falta para afianzarse como el 9 de la selección?

Tiempo. Está claro que es un grandísimo jugador y no tengo dudas de que le va a ir muy bien en la selección. Necesita tiempo de experiencia, de rodaje, de sumar partidos. Es eso lo que necesita hoy.

¿Quién tendría que ser el 9 de la Argentina?

Es difícil porque por suerte contamos con grandes delanteros, con grandes jugadores. Siempre hemos tenido gran abundancia, sobre todo de mitad de cancha hacia adelante.


Realmente, a mi me gustan muchos delanteros: tenés a Lautaro (Martínez), tenés al Kun Agüero, también está vigente el Pipa Higuaín, más allá de que se haya bajado de la selección. Tenés un jugador como Alario, que también es un muy buen delantero. Hay muchos Seguramente me olvido de alguno pero hay muchos grandes delanteros que pueden jugar.


¿Creés que Coudet en algún momento podría llegar a ser el DT?

Tiene todas condiciones como para serlo. Después será una cuestión de él, personal, de momentos. Habría que preguntarle a él cuál es su deseo.


Hoy lo noto contento acá, haciendo la experiencia que tiene que hacer. Ha logrado un campeonato, que es importante. Es un técnico que ha demostrado que en un futuro podría ser considerado tranquilamente.

Tras 5 años jugando en el primer equipo de Racing, Milito partió rumbo a Europa en 2004. En el Viejo Continente, el delantero jugó en el Genoa de Italia (tuvo dos períodos), en el Zaragoza de España, donde compartió equipo con su hermano Gabriel, y en cerró su ciclo europeo con cinco temporadas en el Inter.


Más allá de títulos y grandes actuaciones en los otros equipos, fue en la etapa interista cuando Milito alcanzó su pico de rendimiento. Imposible olvidar los dos goles que le marcó al Bayern Múnich en la final de la Champions League del 2010.

¿Fue el partido más importante de tu carrera?

Sí, seguro. Por repercusión, por lo que significa jugar una final de Champions, lo que significaba para el Inter en ese momento y para mi a nivel personal. Ha sido un partido inigualable.

PIERRE-PHILIPPE MARCOU/GettyImages

Fue clave el partido de semis ante el Barcelona, con Mourinho entrando en la cancha a festejar. ¿Cómo fue el vestuario posterior?

Fue de una gran alegría para el Inter lograr una clasificación a la final después de 45 años. La gente, el presidente y todo el mundo interista lo deseaba. Fue todo alegría contra un rival que era el mejor equipo del mundo, con el mejor jugador del mundo en sus filas. Fue algo muy importante

¿Cuál era el rol de Mou en ese equipo que ganó ganar todo?

Era fundamental, era nuestro referente, nuestro conductor. Un entrenador que nos dio todas las herramientas para poder lograr lo que se logró ese año.

¿Alguna historia que hayas tenido con él?

Muchas. Ha sido siempre muy cercano al jugador. Un entrenador que logra sacar el 100% de cada uno de sus dirigidos tiene un valor, gestiona muy bien los grupos. Con nosotros tuvo un año fantástico.

¿Por qué crees que el Inter no pudo volver a lograr éxitos como aquellos?

Tuvo muchos cambios, de propiedad con la salida de Moratti. Nunca pudo lograr la estabilidad y ser competitivo. Hoy con el grupo Suning ha encontrado el rumbo que necesitaba. Deseo que este año sea el año del Inter.

Otro hito en tu carrera fue haberle marcado 4 goles al Real Madrid (ndr: en 2015, el Zaragoza le ganó al Madrid por 6 a 1 y lo eliminó de la Copa del Rey) , un lujo que muy pocos pudieron darse. ¿Qué recordás de ese día?

Nunca es fácil poder convertir 4 goles en un partido y mucho menos contra un equipo de la talla del Real Madrid. Los recuerdos son los mejores, imborrables. Pasaron muchos años pero cada vez que me recuerdan ese partido obviamente me vienen a la cabeza muchísimos recuerdos.

JOSE JORDAN/GettyImages


Hablemos un poco de la selección argentina. Tuviste pocas chances como jugador. ¿Te faltaron oportunidades?

No sé, es difícil de contestar. Soy de los que miran el vaso medio lleno y me considero un privilegiado al haber estado en dos Copas Américas y un Mundial. También en muchas convocatorias y partidos de eliminatoria.

Para mi siempre fue un orgullo y un privilegio poder ponerme la camiseta de la selección y siempre lo he disfrutado. Obviamente me hubiese gustado jugar más pero no me quejo, al contrario. Soy realista y entiendo que la Argentina siempre ha tenido grandes delanteros.

Debutaste con Bielsa en la selección. ¿Qué recordás de él como DT?

Es un gran entrenador. Tengo el mayor de los respetos por Marcelo, ha sido un referente para mi, uno de los mejores entrenadores que he tenido porque me ha enseñado muchísimo. Aprendí mucho a su lado en el poco tiempo que lo tuve en la selección.

¿Pudiste comprobar por qué le dicen ‘el Loco’?

Tal vez por ser tan obsesivo. Pero dentro de esa obsesión es muy cuerdo, muy lúcido y docente. Eso lo hace diferente de los demás.

Disputaste un Mundial (ndr: el de 2010, en Sudáfrica). ¿Te jugó en contra el ‘boom’ de Palermo que había en ese momento?

No lo sé, habría que preguntarle a Diego qué opinaba, que veía. Igualmente me considero un privilegiado: soñé toda mi vida con jugar un Mundial y tuve la oportunidad de hacerlo.

¿Cómo fue ser entrenado por Maradona?

Algo muy lindo. Tener adelante a Diego siempre genera un gran efecto, sobre todo al inicio. Después te vas familiarizando y es uno más. Fue un privilegio.

You May Like