By 90Min
September 19, 2019

Por estos días, La Plata vive una verdadera revolución. La confirmación de Diego Maradona al frente de Gimnasia generó que todos los flashes se direccionaran hacia la ciudad de las diagonales. Y el último domingo, con el esperado debut del "10" en el banco del "Lobo", ante Racing, la bomba terminó de explotar.

Sin embargo, en City Bell, centro de entrenamiento de Estudiantes, reina la paz. Incluso, a pesar del irregular andar que lleva el "Pincha" en este comienzo de la Superliga: seis puntos en igual cantidad de partidos jugados es el saldo del conjunto que dirige Gabriel Milito.

Juan Sebastián Verón recibe a 90min en la sala de prensa del club. Se lo nota tranquilo, aunque reconoce que no está conforme con el rendimiento que viene mostrando Estudiantes: "Hoy nos encontramos en un momento complicado, en el cual estamos tratando de conseguir esa regularidad, de conformar un equipo. Eso lleva tiempo y a veces es lo que menos tenés porque se va acabando la paciencia de la gente. Lo que tenemos que encontrar es regularidad".

Image by Hernan Horo


Desde el momento en que Maradona pisó suelo argentino, la prensa comenzó a hacerse eco de la supuesta enemistad con el presidente de Estudiantes. Hasta llegó a circular un audio de Verón opinando sobre el "10", que finalmente se descubrió que era falso. Más allá de la actualidad pincharrata, la consulta sobre la llegada del "Pelusa" al fútbol argentino se caía de maduro. 

¿Pudiste ver algo del revuelo que se genero en La Plata con el debut de Maradona?

La verdad que no. Yo generalmente los domingos a la mañana primero voy a despuntar un poco el vicio, que es jugar un rato al fútbol entre amigos. Ese partido se jugó a las 11 y no vi nada. 

Después, sí vi alguna imagen que iban dando algunos, sobre todo en el entretiempo del partido nuestro contra Boca. Pero no mucho más, no tengo mucha idea de lo que pasó. 

Amilcar Orfali/GettyImages

'

Más allá de todo lo que se dice, ¿cuál es el vínculo que tenés hoy por hoy con Maradona?

El vínculo siempre fue el mismo, obviamente de una admiración en su etapa de jugador porque marcó la época mía, o nuestra digamos, de los inicios de ser jugador. Creo que a muchos de esa camada nos marcó. Después no mucho mas.

Tuve la suerte de compartir con él en la selección siendo el técnico y la relación siempre fue normal, buena. 



¿Te imaginas algún tipo de diálogo?

A mí nunca me pareció de forzar nada. Si se da, bien, y si no, nada. A mí no me va a hacer cambiar nada de lo que pienso de él como lo que fue en su momento como jugador. Repito, a nosotros nos marcó en una época importante en nuestras vidas. 

¿Creés que pueda salvar a Gimnasia del descenso?

Mirá, en el fútbol puede pasar cualquier cosa, pero cualquier cosa. Indudablemente, generó un entusiasmo muy grande. El entusiasmo ayuda por ahí a achicar muchas diferencias futbolísticas. Después dependerá obviamente de la mano del técnico y de lo que pueda generar dentro del campo de juego. 

Falta poco para el superclásico de Copa Libertadores. ¿Qué creés que pueda pasar?

Para mí hay dos diferencias bien marcadas. River es un equipo hecho, que tiene experiencia en este tipo de partidos y que, posiblemente por haber ganado esa final, tenga menos "presiones".

La realidad es que se va a sentir presionado igualmente pero lo puede llevar distinto a Boca, que es un muy buen equipo que esta en formación, con muy buenos jugadores y que va a tener el peso de la responsabilidad de tener que pasar sí o sí la serie

¿Te sorprendió el planteo de Alfaro en la cancha de River?

No, por el perfil del técnico. Hay mucho análisis alrededor de un entrenador que siente el fútbol de esa manera y no me parece mal. Creo que cada DT tiene su estilo, su forma y hay que respetarla.

Para mi Boca juega bien, es un equipo inteligente que hace su planteo y su partido. Y le está dando resultado. .

Es indudable que la carrera de Verón estuvo tocada por la varita: ganó títulos en la mayoría de los equipos en los que estuvo y pudo codearse con los mejores jugadores del mundo. Tal vez, la cuenta pendiente haya estado al vestir la camiseta albiceleste de la selección argentina.


La "Brujita" disputó los mundiales de 1998, 2002 y 2010, llegando dos veces a cuartos de final como mejor resultado. Posiblemente, la temprana eliminación en Corea y Japón haya sido una de la mayores decepciones en su laureada carrera.


TOSHIFUMI KITAMURA/GettyImages


¿La experiencia del 2002 fue tu etapa mas complicada en la selección?

El fútbol en sí tiene experiencias más complicadas que las que no no, con sinsabores. Siempre tenés esa ilusión con el final feliz. Y no siempre es así.

Las dificultades están y está también el sobreponerse y levantarse cada vez que hay una dificultad. Yo siempre conviví con eso

¿Sentís que fuiste el chivo expiatorio en ese momento?

La responsabilidades las carga aquel que se las toma y yo siempre trate de tenerlas. 

Fuiste de los pocos que pudieron jugar con Maradona y con Messi. ¿Qué diferencias podrías establecer entre ellos?

La época, por la velocidad del fútbol. Y las personalidades, en el buen sentido. Diego marcó una época y hoy Messi está marcando la suya con distintas personalidades, distintas formas y maneras de jugar su fútbol.

Indudablemente, son dos jugadores que quedarán en la historia del fútbol mundial y tenemos la suerte de que sean argentinos.

¿Cuál fue mejor?

Es difícil. Unos dicen que Maradona, porque gano un Mundial. Aquel que no lo vio y sí vio a Messi te va a decir Messi. A mí, ese tipo de comparaciones con jugadores que nos han llenado los ojos de fútbol me parecen muy injustas. Ese tipo de discusiones no lleva a nada, me parecen inútiles.


La última. ¿Cómo lo ves a Scaloni como entrenador de la selección?

Está en un proceso complejo porque le tocó en una etapa de renovación, bastante traumática. Generalmente, las renovaciones se dan de manera fluida. En este caso no es algo fácil porque tenes muchos jugadores sin experiencia, de una base que venia bastante criticada y golpeada

.

Y también, su asunción no fue lo más sencillo en el sentido que se desprende de un cuerpo técnico, queda por una cantidad de partidos, después siguió hasta la Copa América, ahora sigue...no fue algo normal.

Tendrá que hacer su camino y su trabajo. Tiene la confianza del presidente de la AFA y lo único que le queda ahora es lograr consolidar un grupo y, sobre todo, clasificar a la selección al Mundial.

You May Like