By 90Min
September 21, 2019

El futbolista holandés concedió una entrevista a El Periódico en la que habló de su llegada al FC Barcelona y sus primeros meses como azulgrana, de sus preferencias a la hora de jugar e incluso de Ansu Fati y Matthijs de Ligt. Es una de las primeras intervenciones extensas de Frenkie de Jong en un medio español y aprovechó para dejar claro que aún tiene margen de mejora pues necesita adaptarse y que no le importa jugar en cualquier posición de la medular.

El neerlandés empezó hablando de sus primeros años en Países Bajos para llegar a la conclusión de que siempre ha jugado de centrocampista: "Me gusta porque tocas mucho la pelota, estás en el centro del juego. Si tocas mucho el balón, controlas el partido. He jugado en este puesto toda mi vida [...] ¿De mediocentro? No, no necesariamente, en cualquier zona del centro del campo".


Juan Manuel Serrano Arce/GettyImages


Dejando Holanda atrás admitió que "mi sueño era jugar en el Barça algún día. Era más un sueño de un niño que tenía 6 o 7 años que un objetivo". Aunque aligeró sus palabras al reconocer que "a cualquier crío le gustaría llegar a jugar en el Barça, o en un Madrid o un United, un club así".


De Jong aseguró que su fichaje se comenzó a fraguar antes: "Fue en el verano anterior, el de 2018. Contactaron con mi agente y con el Ajax. Luego mi padre y mi agente hablaron con alguien del Barcelona". Sin embargo, decidió permanecer un año más en Amsterdam: "Pensamos que no era el momento de salir. El Ajax tampoco quería venderme". El ya futbolista culé relata que fue su agente quien le comentó el interés blaugrana y que se sintió orgullos y halagado, como cualquier jugador al que llama el FC Barcelona.

La oferta desde la Ciudad Condal se antojaba apetecible, pero Frenkie prefirió continuar en el Ajax: "Tenía muy claro que debía seguir un año más. Apenas había subido al primer equipo, estuve lesionado durante tres meses y no había jugado muchos partidos con el Ajax. Quería jugar, y hacer cosas y pensé que sería mejor marcharme más tarde". A su juicio, "si hubiera venido en el 2018 habría sido diferente" porque aún no era conocido. Además le terminó saliendo bien pues "con el Ajax jugamos la Champions League, quedamos campeones de Liga y de Copa, adquirí más experiencia y me desarrollé como futbolista. Ha sido mejor esperar".


View this post on Instagram

UCL officially started ⚽️

A post shared by Frenkie de Jong (@frenkiedejong) on


El centrocampista confesó que "si no hubiera sido el Barça, me resulta difícil decirlo ahora, habrían sido el PSG o el City". Mas se decantó por Can Barça porque "lo más importante era la manera de jugar y cómo me veían, qué planes tenían para mí.¿El dinero? Nunca se habló de dinero en la sala de reuniones conmigo. Era una cuestión de mi agente".

De Jong comentó también que fue una decisión que consultó con sus allegados e incluso con Koeman y Overmars, viejos conocidos culés: "Elegí al Barça cuando sentí claramente que me quería de verdad y me demostró que sería importante para ellos". Y aseguró que su familia está muy a gusto en España: "Están disfrutando mucho. Hasta ahora han venido a todos los partidos de casa. Les encanta Barcelona. El del Villarreal será el primero en el que no vendrán. Entre semana es más difícil".


En el terreno deportivo, el holandés eliminó cualquier debate sobre su posición: "En el Ajax y en la selección juego de mediocentro, pero es diferente porque somos un doble pivote. En la pretemporada y el primer partido con el Barça jugué de mediocentro. Ante el Betis y Osasuna jugué de interior, y si no estuve bien, fue por mi culpa. La gente empezó a debatir sobre mi posición si debía jugar aquí o allí y parecía algo de locos. Se trata de una simple posición en el campo. En los próximos partidos lo haré mejor. Tengo que adaptarme".



Además, aclaró que nunca ha existido un problema con Valverde por ello: Hemos hablado de cuestiones futbolísticas, hemos visto vídeos… El entrenador no debe preguntarme dónde prefiero jugar. Es el entrenador y decide él". El joven reconoce que le "facilita mucho que el Ajax y el Barça practiquen el mismo estilo de fútbol, pero hay matices tácticos: el hecho de jugar o no con dos mediocentros, por ejemplo, o la forma de hacer la presión. Pero no son diferencias tan grandes como para verlo complicado. Al final es fútbol, se trata de jugar bien".


No parece importarle mucho dónde juega y está "contento de hacerlo en cualquier sitio del centro del campo con la cantidad de jugadores que hay y la calidad que tienen". Una línea media que comparte habitualmente con Sergio Busquets, un compañero que destaca entre el resto desde su llegada porque le "ha ayudado en cosas extra, como aconsejarme algún restaurante o para hacer una reserva".


Alexander Hassenstein/GettyImages


Finalmente habló sobre la sensación culé: "Ansu Fati tiene mucho, mucho, talento. No es normal que alguien de 16 años juegue en un primer equipo y menos cuando se trata del Barça. Es mejor que yo a los 16 años. Cuando yo tenía 16 años era más como un niño. El ya parece un profesional". Y también sobre su ex-compañero Matthijs de Ligt, a quien le habría gustado ver en Barcelona, pero acepta su decisión, considera que la Juventus es un gran equipo y abre la puerta a un reencuentro en el futuro.

You May Like