By 90Min
September 27, 2017

Las personas con compromiso social merecen cumplir todos sus sueños. Y Kamel Zeroual lo merecía de verdad. Este seguidor del Olympique de Marsella vivió, sin duda, una de las experiencias más emocionantes de toda su vida, al realizar el saque de honor en el encuentro entre el equipo francés y el Toulouse.

BERTRAND LANGLOIS/GettyImages

Kamel, de 36 años, se encuentra inmerso en una importante labor social. Está recorriendo largas distancias en bicicleta con el objetivo de recaudar fondos destinados a ayudar a las personas con discapacidad. Entre las ciudades de Arlés y Amiens, este seguidor del Olympique de Marsella ha recorrido más de 2000 kilómetros, logrando recaudar la cifra de más de 2400 euros.


Como homenaje a su esfuerzo el club francés decidió premiarle realizando el saque de honor en el Vélodrome. Sin embargo, lo que terminaría haciendo no dejó indiferente a nadie. Sin duda, Kamel reinventó este tipo de iniciativas, saltándose el protocolo.

En lugar de hacer el clásico saque, dando un pase a algún jugador o hacia los banquillos, este seguidor decidió aprovechar su momento al máximo. Tras decir algo al oído al colegiado, Kamel dio media vuelta y corrió conduciendo el balón hasta la portería defendida por Alban Lafont, guardameta del Toulouse, para terminar batiéndole introduciendo el balón en el fondo de la red.

La cosa no se quedo ahí y acabó celebrando el tanto como un jugador profesional, para terminar abrazándose entre lágrimas con Rudy García, entrenador del Marsella, que no quería perder la ocasión de felicitarle por su esfuerzo. Kamel acababa de cumplir un sueño, anotar un gol con el equipo de su corazón, y la emoción era palpable en el ambiente.

La enorme labor que lleva a cabo este seguidor merecía esta recompensa y este tipo de iniciativas de los clubes deben ser aplaudidas. El fútbol siempre será mucho más que un deporte y, una vez más, se volvió a demostrar. 

You May Like