By 90Min
December 04, 2017

El banquillo fue una de las grandes virtudes del Real Madrid del doblete. El equipo B de Zidane jugaba incluso mejor que su once tipo y le dieron muchos puntos. Jugadores como Isco, que ahora forma parte del titular, o James, que ha abandonado el equipo, esperaban su oportunidad para brillar y su magia hacia vibrar a los madridistas. Otros como Morata o Lucas Vázquez, el único que ni ha salido ni ahora es titular, también se esforzaban por ponerle las cosas difíciles al francés. Todo lo contrario a lo que estamos pudiendo ver esta temporada, Zidane ha perdido la confianza en su banquillo y, en algunos partidos, incluso ni realiza los tres cambios.

Gonzalo Arroyo Moreno/GettyImages


Lo acontecido en el partido del Nuevo San Mamés no es un caso excepcional. Zidane lo ha repetido en un total de cinco partidos y no porque el equipo funcionara bien. De esas tres ocasiones, en dos de ellas ha empatado, pero pese al resultado no ha sabido encontrar soluciones en su banquillo. Además, un 43% de sus cambios son a partir del minuto 75, prácticamente sin tiempo de reacción para los jugadores que entran al partido.

THOMAS COEX/GettyImages

Los números también reflejan la falta de confianza de Zidane en su banquillo. Si el año pasado, a estas alturas, tan solo habían jugado más de mil minutos siete jugadores: Varane, Carvajal, Kroos, Bale, Cristiano, Marcelo y Kovacic (que formaba parte del equipo B), esta temporada ya han sido 13 jugadores los que han superado esta cifra: Ramos, Casmiro, Kroos, Marcelo, Isco, Modric, Cristiano, Carvajal, Nacho, Varane, Keylor, Benzema y Asensio. Esto evidencia una clara dependencia de estos 13 futbolistas y un abandono al equipo suplente, donde algunos como Ceballos, Llorente, Mayoral y Vallejo no han superado los 450 minutos. Tampoco los ha superado Kovacic pero el caso del croata se justifica por las lesiones. Las estadísticas suelen arrojar la verdad en el fútbol y esta vez no se equivocan, Zidane ya no cuenta con su banquillo.

You May Like