By 90Min
January 03, 2019

"Si tu eres mi picha...", "yo soy tu bro". Así una y otra vez, tras cada título, la afición blanca espera que dos de sus jugadores más carismáticos celebren a través de sus redes sociales la consecución de un nuevo campeonato. No por ver el trofeo en sí, que ya los tenemos todos muy vistos, sino por la actitud, por la alegría de Isco y Asensio, Asensio e Isco, esa pareja que bien valdría para grupo cómico, pero que esta temporada ha perdido la sonrisa.

Cruz y raya, Martes y Trece, Pajares y Esteso, Tip y Coll, e incluso Bertín y Arévalo... son muchos los dúos que han hecho felices a los españoles a lo largo de la historia. Y es ahora, cuando parece que el humor está más cuestionado, cuando también una de las parejas encargadas de hacer feliz a los madridistas se ve en horas bajas. Santiago Solari está poniendo, con sus decisiones, los límites al juego, como si del humor se tratase, del 20 y el 22 condenándoles al banquillo, acusados además por el peor de los jueces, la afición.


El técnico argentino los está además condenando a una futurible salida del club ante la falta de confianza y de minutos, está provocando que su nivel cuando tienen la más mínima oportunidad sea inferior a lo esperado. Y es normal, son jugadores acostumbrados a jugar una gran cantidad de minutos, a ser importantes, aunque no siempre regulares, con su equipo y ahora ven como su moral baja y con ello su rendimiento sobre el césped.


Solari debe dejar de lado sus manías, acaba de llegar y ha puesto la cruz a algunos jugadores clave y encumbrando a otros. ¿Dónde está ahí la igualdad que tanto se reclama en la actualidad? Solari está dejando en la estacada a dos jugadores que han dado mucho a este Real Madrid en los últimos años y siguen siendo, ahora más que nunca, necesarios.


Image by Adrián Marcos


Sin Cristiano Ronaldo y con un Gareth Bale intermitente es el momento de que jugadores como Isco y Asensio tomen el mando, se conviertan en lo que siempre han aspirado, en ídolos del madridismo, no en jugadores condenados al ostracismo en el banquillo. Asensio e Isco son jugadores que el equipo necesita porque aportan todo lo que hace falta: regate, desborde, último pase, velocidad a la contra y goles, que de esos no va el Real Madrid sobrado.


Pese a su juventud, Asensio combina perfectamente la experiencia de varios años al más alto nivel con la bisoñéz y el descaro del joven que tiene todo aprender, e Isco es ya todo un referente consolidado en el centro del campo de la selección española, el mago que necesita el equipo para crear sus juego ofensivo. 

Me gustaría recordar y adaptar a este tema una de las fabulosas poesías que René Lavand contaba durante uno de sus trucos de magia. Si quieren escuchar la original les invito a buscar en Internet el juego de las tres migas de pan, pero a Solari yo le dedico mi versión y dice algo así:

"Hay gente que es así, como Isco y Asensio, tan necesaria.

Hay gente que con solo tocar un balón, llega a todos los límites del campo.

Filtra un pase, la clava en la escuadra y hace brincar a la afición en la grada.

Y luego se queda así, como si nada.

Hay gente que es así, como Isco y Asensio, tan necesaria"

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)