By 90Min
January 08, 2019

En Madrid ya se habla de crisis. La derrota del Real Madrid ante la Real Sociedad supuso un enorme varapalo y la confianza en este equipo desaparece por momentos. Comenzar el año en el Santiago Bernabéu, ante tu afición, cayendo ante un equipo que prácticamente está reconstruyéndose y dando la imagen que los de Solari dieron enfadaría hasta al más forofo. Si a esto le sumas el empate ante el Villarreal, ni todos los Mundiales de Clubes habidos y por haber podrían contentar a una afición tan exigente como la blanca.

Es tan notable el mal momento de forma que atraviesa el conjunto de Chamartín que incluso desde el club se envió el mensaje de no hablar sobre el césped tras el partido. Ante la posibilidad de que algún jugador soltase alguna barbaridad en caliente, la decisión fue no hablar, lo cual acrecentó aún más las críticas. Luka Modric fue posteriormente, en zona mixta, el encargado de poner los puntos sobre las íes y hacer algo de autocrítica, lo cual dejó en buen lugar ante la prensa y la afición al croata, que tampoco atraviesa su mejor momento, como él mismo reconoció.

Gonzalo Arroyo Moreno/GettyImages


Pero, ¿qué necesita el Real Madrid para salir de esta crisis?. La verdad que desde la posición del periodista que escribe parece sencillo señalar que el Real Madrid lo que necesita es volver a ser el Real Madrid. Sin embargo, que complicado es conseguirlo dentro del campo, después de tantos años de éxitos consecutivos y alegrías en forma de títulos. Qué complicado es ahora marcar gol, cuando hace meses se caían de las manos. Qué complicado es recuperar la forma, cumplir las expectativas, volver a ser temido.

Lo primero que necesita el Real Madrid es encontrarse de nuevo con el gol, y no parece una tarea fácil teniendo en cuenta las armas ofensivas del equipo. Un Karim Benzema que, pese a estar completando uno de sus mejores años en cuanto a tantos, está lejos de ser el delantero goleador que los blancos tanto necesitan; un Gareth Bale que no solo no marca, sino que directamente no está, que pasa más tiempo en la enfermería que sobre el césped; un Lucas Vázquez al que le queda grande el papel de titular en la película que está viviendo; y un Vinicius Junior al que todos ven como la única esperanza pero que tan solo tiene 18 años, y no nos engañemos, el brasileño no es Raúl.

GABRIEL BOUYS/GettyImages


Falta gol y los números lo demuestran, 26 goles en 18 jornadas. Leo Messi y Luis Suárez suman 28 solo entre ellos para el FC Barcelona a estas alturas. Son 26 a favor, y 23 en contra, suerte con estar quintos en La Liga pues con esas cifras podríamos estar fuera de puestos europeos.


Falta gol y falta juego, el nivel del centro del campo del Real Madrid ha caído en picado y el propio Modric, mejor jugador del mundo en 2018, lo reconoce y asume. Para colmo Toni Kroos, que tampoco firma su mejor temporada, se lesiona cuando regresa Casemiro, y el que más estaba destacando, un joven Marcos Llorente, que hasta hace un mes estaba fuera del equipo, visita la enfermería por primera vez en su vida. Por no hablar de un decadente Asensio, incapaz de ganarse un puesto en el once, un desaparecido Ceballos y un Isco al que Solari ha puesto la cruz. Así es imposible sacar un equipo adelante.

Soccrates Images/GettyImages


¿Parecen aún pocas razones?, pues hay más. El bache que atraviesa el equipo afecta al vestuario y Modric lo admitió al afirmar que era necesario que se reunieran, algo que no sucedía desde hacía un tiempo. La afición, cansada de apoyar al equipo, muestra su descontento a base de pitos y se generan polémicos encontronazos entre la grada y los jugadores. Solari no encuentra la tecla para arreglar este barullo, el equipo sigue con su caída y el Real Madrid pierde su identidad, su valor como equipo al que el resto temen.

El Real Madrid atraviesa una crisis, es un hecho, muchas son las razones y pocas las soluciones. A día de hoy aparentemente solo hay dos soluciones: un nuevo entrenador que genere un giro de 180 grados en el rumbo del equipo, o uno o dos fichajes que devuelvan los goles, el juego y la ilusión a este equipo, pero no creo que ninguno de ellos sea Brahim.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)