La eliminación del Manchester United al PSG en el minuto 93 dolió mucho en la capital francesa. Aburridos de ganar todos los partidos de Ligue 1, su objetivo es la Champions, pero llevan cayendo de forma consecutiva en ella en los octavos de final. En esta ocasión Rashford fue su verdugo.

Tras el partido se vivió una injustificable imagen que ninguna derrota puede provocar, y es que un taxista francés apuñaló con un arma blanca a un aficionado del United. Debido a la celebración de los fans en el automóvil, el taxista se molestó y mandó bajar a todos. Una vez fuera del coche, amenazó a la única mujer del grupo con el arma, y fue ahí donde otro de los integrantes trató de defenderla y se llevó la puñalada. El ataque fue a la altura del pulmón, y la víctima tuvo que ser trasladada al Hospital Europeen Georges-Pompidou para ser intervenida. El mayor sospechoso de este ataque fue arrestado por la policía.

fbl-eur-c1-psg-man-utd-5c839139a67cca36a0000001.jpg

Sin duda son actos que nada pueden justificar, ninguna celebración y ninguna derrota pueden provocar que nadie apuñale a nadie, ya que el fútbol es un deporte en el que no siempre vas a ganar y debes tener presente eso.