El Real Madrid consiguió reencontrarse con la victoria ante el Valladolid en Liga tras los tres partidos que supusieron la peor semana del equipo en años. Los blancos empezaron muy mal y pudieron haber encajado cuatro goles antes del minuto 30. El VAR, que anuló dos goles por fuera de juego al Valladolid, y un penalti fallado por Alcaraz evitaron la tragedia y tan solo Anuar pudo subir el primero al marcador. A partir de ahí los madridistas mostraron una cara totalmente diferente, igualaron el encuentro y en el arranque de la segunda mitad se pusieron por delante con Karim Benzema, que firmó un doblete, y Luka Modric, que puso la puntilla, como protagonistas en este triunfo por un gol a cuatro en el feudo de Ronaldo.

real-valladolid-cf-v-real-madrid-cf-la-liga-5c858aa1399f6a9bee000001.jpg

Courtois (7): Tranquilo. El guardameta belga tuvo un inicio de partido bastante ajetreado con los dos goles anulados por fuera de juego y el penalti que Alcaraz lanzó a las nubes. Tras encajar el primer gol, en el que no pudo hacer nada, paso a un plano secundario con alguna intervención pero sin gran esfuerzo.

Odriozola (7): Ofensivo. El lateral español, que volvía al equipo por la lesión de Carvajal, fue de menos a mas, como el equipo en general. Empezó flojo en defensa, provocando el penalti que falló el Valladolid, y fue creciendo hasta protagonizar también el penalti que dio lugar al segundo tanto madridista. 

Nacho (7): Bipolar. El central tuvo dos caras muy diferenciadas a lo largo del partido. Los primeros 30 minutos fue un desastre, como toda la defensa, y luego fue creciendo para desbaratar las acciones rivales e incluso asistió a Varane en el primer tanto.

Varane (7): Acertado. El francés fue un calco de su compañero en el centro de la zaga con dos versiones muy distintas, la del inicio que podríamos tachar de gris y la de los últimos 60 minutos como correcta. En el minuto 33 aprovechó un balón muerto en el área para poner el empate.

real-valladolid-cf-v-real-madrid-cf-la-liga-5c858a5a565cd661ce000001.jpg


Reguilón (6): Cumplidor. El canterano volvió a demostrar que vale para ocupar la posición que desempeña, pero sin ser el jugador que deslumbró en algunos partidos anteriores. Esta vez le tocó una labor más defensiva, no se pronunció mucho en ataque, pero solventó su partido.

Casemiro (5): Trabajador. No es la primera vez, ni será la última, que el brasileño recibe esta calificación. El mediocentro puso de nuevo todas sus aptitudes para ayudar al equipo en defensa y sacar en ocasiones al equipo hacia el campo rival. Lástima que su partido quedó ensombrecido por la expulsión en el minuto 79 por obstruir el saque de una falta.

Kroos (6): Discreto. El alemán volvió a dejar muestras claras de que no atraviesa su mejor momento. Un día más se vio ensombrecido por la actuación brillante de Modric en la medular y terminó siendo sustituido por Valverde en el 74 para darle descanso.

Modric (10): Omnipresente. El croata fue el mejor del partido y no es ninguna novedad. Creó juego, aportó en defensa y remató la noche con un gol soberbio en colaboración con Benzema. Sin duda alguna el centrocampista es de los pocos que se salva en toda esta debacle blanca.

Ceballos (7): Creativo. Después de muchas jornadas volvimos a ver al mediocentro español en su versión más personal. Ceballos quiso la pelota, regateó como hace en cada partido e intentó dar espectáculo y juego para sus compañeros, pero tampoco destacó.

fbl-esp-liga-valladolid-real-madrid-5c858a8fb8a68561cb000001.jpg


Asensio (7): Atrevido. Otro que regresaba a la titularidad era Asensio ante las bajas de Lucas Vázquez, Bale y Vinicius en una posición que quizá no es su favorita. Aún así intentó dar lo mejor de sí mismo y aportar su talento, velocidad y sentido del juego al equipo.

Benzema (9): Goleador. Hoy si fue el gran Benzema que ha venido mostrando en algunos tramos de la temporada. El francés se ofreció en todo momento, se dejó caer al centro del campo para crear, la pidió al espacio, jugó, dio juego y marcó por partida doble.

Solari decidió mantener al equipo inicial durante prácticamente todo el encuentro ante la cantidad de bajas y la buena imagen que mostraron a partir del minuto 30. El argentino retiró a Kroos en el 74 y dio entrada a Valverde (6), que hizo lo que tenía que hacer, dar un punto de frescura al centro del campo y liberar a Modric de las tareas defensivas tras la expulsión de Casemiro. Cuando se acercaba el pitido final, en el minuto 88, dio entrada a Vallejo (-) y Marcelo (-) por Varane y Reguilón, que se resentían de algún golpe.