By 90Min
April 02, 2019

El fútbol femenino ha llegado para quedarse. Cada vez son más las mujeres que se dedican a practicar este deporte y los aficionados que le siguen. El crecimiento es imparable pero las diferencias entre el fútbol masculino y el fútbol femenino en muchos aspectos siguen siendo abismales. Incluso dentro del fútbol masculino hay diferencias casi insalvables entre los clubes todopoderosos y los más humildes, y las mujeres están peleando por tener la misma visibilidad y reconocimiento que sus homólogos masculinos.

Y aunque poco a poco lo están logrando lo que se ha conseguido hasta ahora no es suficiente y menos si una mujer quiere vivir plenamente del fútbol. Y es que la diferencia de salarios es tan grande que cualquier chaval de 19 años que acaba de empezar tiene en salario superior al de una mujer en el cenit de su carrera; pasamos de ver sueldos millonarios a mileuristas. En España, el 49% de las mujeres que practican el fútbol no cobran por jugar y el 87% se retirará antes de los 25 años por el pobre salario que perciben, según un estudio realizado por FIFPro.

Alex Davidson/GettyImages

Habrá quien piense que las mujeres deberían dar gracias que pueden jugar al fútbol de forma profesional, algo impensable hace una década, en vez de quejarse porque cobran menos. Y es precisamente ese pensamiento el que justifica que hombres y mujeres no tengan la misma remuneración por realizar el mismo trabajo. Si a día de hoy los salarios que se mueven en el fútbol femenino son considerablemente inferiores a los del fútbol masculino es también en parte debido a nosotros, los aficionados.

Puede que se estén batiendo records de asistencia en los estadios para ver a las mujeres jugar al deporte rey, pero el fútbol femenino todavía no está lo suficientemente valorado en el grueso de la sociedad ni mucho menos asentado en nuestras vidas como el fútbol masculino. Somos precisamente los propios aficionados los que con nuestra poca aceptación e incluso a veces indiferencia hacia las mujeres que practican el fútbol provocamos que las diferencias entre hombres y mujeres no se reduzcan.

Sebastian Widmann/GettyImages

El fútbol femenino ha conseguido echar la puerta abajo y todavía tiene barreras por superar y que seguramente lo logrará antes o después. Pero también somos los aficionados al fútbol los que tenemos que darle un empujón con nuestro apoyo para hacer que ese camino sea más fácil y las diferencias entre el fútbol masculino y el femenino se vayan reduciendo todavía más, y las mujeres que quieran  vivir del fútbol puedan hacerlo dignamente con un salario equitativo al que perciben los hombres. Sólo el día que valoremos el fútbol femenino como realmente se merece contribuiremos a fomentar la igualdad en el deporte rey.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)