By 90Min
July 10, 2019

La pasada semana la serie de 'Equipos de época' nos llevaba a la Alemania de los 70 para analizar al Bayern de Munich de Franz Beckenbauer, un equipo que dominó Europa a partir del año 1974. El conjunto bávaro fue evolucionando desde la segunda división hasta la cumbre al mismo tiempo que, en Holanda, el Ajax de Amsterdam hacía lo propio, pero un poco más rápido y con un nombre propio por bandera, Johan Cruyff.

Esta etapa del conjunto neerlandés solo se entiende de la mano de dos de las mayores figuras del fútbol del país: Rinus Michels y el 'Flaco', y todo comienza con la llegada de ambos al primer equipo a mediados de los años 60. El técnico de Amsterdam tomó las riendas del club en 1965 para transformar a un equipo que luchaba por la permanencia en el referente europeo al que todos querían asemejarse años después.

Image by Adrián Marcos

Para entonces en la delantera 'ajacied' destacaba ya un delantero tan esbelto como habilidoso, un tal Johan Cruyff criado en la cantera y que había debutado meses antes con 17 años y marcando. El estreno soñado para cualquier futbolista en el club de su vida que tan solo fue empañado por la derrota de los 'franjirojos' ante el Groningen. Desde entonces el entrenador fue erigiendo y haciendo evolucionar toda la plantilla en torno a la figura del 'Flaco' con nombres como Neeskens, Keizer, que firmó su primer contrato como profesional a la vez que Cruyff, Swart o Haan.

Y el equipo, en tan solo un año, pasó del agobio del descenso a logar el título de liga en 1966, para revalidarlo en 1967 y 1968. El equipo ya luchaba con los mejores y eso le permitió entrar en la Copa de Europa, donde en 1969 alcanzó la final para caer por cuatro goles a uno ante el AC Milan de Trapatoni. Al duro golpe de ese año se sumó la consecución del máximo trofeo continental un año después del máximo rival, el Feyenoord. El club de Rotterdam se convertía así en el primer conjunto holandés en lograr este título.

Image by Adrián Marcos

El fútbol neerlandés se coronaba por primera vez y al año siguiente sería el Ajax quien volvería a llevar la 'Orejona' a Países Bajos. Los de Amsterdam conseguían su primera Copa de Europa tras derrotar por dos goles a cero al Panathinaikos que dirigía Ferenc Puskas en Berlín. Tras tocar la gloria, Rinus Michels recibe una atractiva llamada de Barcelona y abandona el club, dejando a Stefan Kovacs, su asistente, a los mandos del Campeón de Europa.


El entrenador rumano mantiene el mismo estilo que su predecesor y maestro, lo que lleva al equipo a revalidad título al año siguiente ante el Internazionale de Milan con un doblete de Johan Cruyff. Y si ganar dos Copas de Europa consecutivas parecía poco, lo hicieron en el estadio del Feyenoord, una buena venganza ante el club con el que rivalizaban en su país.

Evening Standard/GettyImages


¿Y al año siguiente?, pues otra Copa de Europa para enlazar las tres consecutivas. La Juventus de Turín era entonces la víctima en una final en Belgrado que se decidió con un solitario gol de Johnny Rep. Y tras tocar la gloria por tercera vez el equipo fue descomponiendose con las marchas de Johan Cruyff, que se reunió con Michels en el FC Barcelona, Neeskens, Haan y compañía.


Para entonces el 'Flaco' ya había dejado otras tres ligas en las vitrinas del estadio del Ajax y en su casa brillaban dos Balones de Oro, los que consiguió en 1971 y ese mismo 1973. En la Ciudad Condal reforzaría su posición de referente del fútbol mundial con el tercero en su año de debut, cuando llegó al equipo para rescatarlo del descenso y llevarlo directo al título de Liga sin perder ni un solo partido.


Image by Adrián Marcos


Los títulos quedaron en la sala de trofeos y en las estadísticas, pero como en la mayoría de estos grandes clubes, lo más importante fue cómo lograron hacerse con todos esos campeonatos. El Ajax de Michels y Cruyff supuso una transformación en la manera de entender este deporte pues entre ambos instauraron el 'Fútbol Total', un estilo de juego que, con el paso de los años, tanto Johan como todos sus pupilos han tratado de recrear a su modo.

El club de Amsterdam, como el propio 'Flaco' reconoció, jugaba "un tipo de fútbol que no era normal en aquel momento en Europa". El técnico neerlandés instauró un 4-3-3 en el que todos los futbolistas eran capaces de ocupar diversas posiciones, lo que facilitaba el movimiento y los balances en ataque y defensa. La posesión del balón era el arma básica del equipo y Cruyff lo simplificó en una frase: "Si nosotros tenemos la pelota, ellos no pueden marcar".


En ataque el equipo trataba de tener el balón y abrirlo hacia los laterales y extremos para generar los mismos espacios que en defensa se encargaban de tapar en base, sobre todo, a una presión incansable. Esta forma de jugar tenía dos premisas muy claras: tener el balón y recuperarlo lo más rápido posible cuando se perdía. Y pese al afán del equipo por atacar, pues, como bien dijo Michels en 1945, cuando aún era jugador: "Atacar es la mejor manera de defender", el equipo mostraba una solidez defensiva que dejó datos tan impactantes como la imbatibilidad de su portero durante 1082 minutos, más de 11 partidos, en 1971.


El Ajax de Amsterdam de Michels y Cruyff pasó a la historia como aquel equipo que fue capaz de cambiar totalmente el fútbol para dominar Europa. La filosofía que después ambos llevarían a Barcelona para que tanto Cruyff, como Rijkaard y Guardiola la moldeasen en el club blaugrana para rememorar de la mejor manera posible al 'Flaco'. El 'Mejor Jugador Europeo' del Siglo XX, el tercer 'Mejor Futbolista de todos los tiempos' según la IFFHS, el hombre que cambió el fútbol sobre el césped y desde el banquillo. Gracias Johan.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)