Antoine Griezmann ya ha realizado su debut con el Barcelonante el Chelsea. Pese a que los blaugranas perdieron por 1 a 2, Griezmann ha hecho un buen debut. Jugó los primeros 45 minutos y fue sustituido al descanso por el brasileño Rafinha.

Pese a que al principio del partido recibió una entrada criminal de Jorginho en la rodilla, el francés pudo continuar y demostró que tiene nivel de sorba para el Barcelona. Se supo asociar a la perfección con sus compañeros pese a llevar muy pocos días juntos, y mostró pruebas de su calidad con buenos pases y precisos centros. No tuvo muchas oportunidades de marcar, de hecho tuvo tan solo tuvo una ocasión, ya que en una jugada clara que lideró Dembélé, el mosquito optó por el disparo al arco y no por la asistencia.

fbl-jpn-eng-pr-esp-liga-chelsea-barcelona-5d3700a83e87b80917000001.jpg

Para jugar tan solo 45 minutos y ser su primer partido consiguió destacar bastante. Esto es algo muy positivo para el Barcelona pese a la derrota. Al fin y al cabo este es un partido para que los futbolistas se empiecen a conocer y degusten el sistema que les plantea el mister, la victoria no es la prioridad. Antoine entendió el sistema planteado, el ADN culé que necesitará emplear para poder conectarse bien con Leo Messi, Luis Suárez y compañía para poder ganar todo con el club. El galo respondió bien y ya ilusiona a toda la afición blaugrana, que está ansiosa de ver al francés compartiendo un mate con los del Río de la Plata.