By 90Min
September 14, 2019

Javier Tebas, presidente de La Liga de España, aseguró que hubo un arrepentido pero no dio a conocer su nombre: "Me pidió que denuncie el hecho para no quedar marcado".


Zaragoza y Levante jugaban una final en el último partido de la temporada 2010/2011. Fue entonces cuando el equipo en el que se desempeñaba Leonardo Ponzio consiguió los tres puntos necesarios para salvar la categoría. Claro, con el correr de los años, comenzaron a circular rumores sobre un supuesto soborno al rival que finalmente terminó por confirmarse.


Es por eso que el León, entre otros futbolistas (Nicolás Bertolo, otro argentino, también está implicado) debió concurrir a España hace pocos días para presenciar y brindar testimonio en el juicio que ya ha comenzado.

Y sobre el mismo, hubo una palabra reveladora. Fue Javier Tebas, presidente de La Liga de España, quien se encargó de tirar la bomba: "Un futbolista me pidió que denuncie para no quedar manchado. Me dijo que el partido fue arreglado, se hizo con dinero en efectivo", explicó el dirigente.

LLUIS GENE/GettyImages

Sin revelar la identidad del arrepentido, Tebas agregó: "Me explicó que les hacían transferencias para que lo sacaran, se lo devolvieran al club y se lo dieran a jugadores del Levante. Las cantidades que habían recibido eran sobre 100.000 euros".

You May Like