By 90Min
September 23, 2019

No me gustan los individualismos. No voy a utilizar este artículo como un ensayo político ni para transmitiros un discurso ideológico y filosófico sobre el individualismo y el capitalismo salvaje que acecha la humanidad en todos sus aspectos, pero necesito decir que odio todo individualismo. El yo existe en uno mismo, cuando hay grupo ese yo desaparece, se trabaja por el nosotros. Tal vez por eso siempre detesté los premios individuales. No obstante, si alguien merece ganar un premio individual, ese es Lionel Messi. Si el Barcelona consiguió ganar LaLiga fue gracias a él y solo a él, líder de remontadas y encargado de marcar los goles más bellos y determinantes del campeonato.

Lionel Messi es el jugador de fútbol por antonomasia. El único capaz de hacer jugar a un Barcelona que ahora, con su mal inicio, llora su ausencia por lesión. No es un jugador individualista, pero sí determinante. El 10 se ofrece y combina, a veces incluso asiste más de lo que debería, un jugador que encarna todo lo bueno del juego de equipo… pero que termina ganando los partidos él solo. Aunque tampoco es un todo inmiscuido en un yo, eso lo demuestra en la selección argentina. No todo iban a ser flores para el de Rosario.

Pese a lo justo de su premio, nadie duda de que Messi es el mejor, yo sí dudo sobre si este ha sido o no su año. No hay otro como Messi, estamos de acuerdo, pero el argentino no pudo evitar la remontada red ni un nuevo ridículo albiceleste en la Copa América. Tal vez era este el año de quitar máscaras y ofrecer el premio a un defensa. Ese Van Dijk infranqueable que lo merecía todo y ha hecho un año impecable. No obstante, si alguien merecía quitarle el puesto, ese era la 'Pulga'… y perdonen este párrafo de contradicción, prometo no volver a hacerlo.

La gala The Best de este año ha sido muy polémica. Un once ideal inentendible con un Marcelo que fue suplente de Reguilón, un chico que ha salido por la puerta de atrás del Santiago Bernabéu, y con un Modric que vivió cansado toda la temporada. Algunos jugadores fueron nombrados por nombre más que por rendimiento. No es el caso de Messi aunque a la vez sí. La vida hecha un dribbling. Le ha faltado su gran objetivo: la nueva Champions League, pero ha demostrado que vuelve a ser el mejor. Lo mismo que demuestra cada año, aunque no le premien. Sea como fuere, Lionel Messi. Disfruten. 


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like