El delantero de Tigres, Eduardo vargas, se enteró previo al duelo de Octavos de Final de la Copa MX frente a Puebla, donde anotó el tercer gol en la victoria de su equipo por 4-0, que su casa de Chile ubicada en la Hacienda Chicureo en Santiago había sido atracada.

tigres-uanl-v-puebla-copa-mx-apertura-2018-5bae6c579e8b9860b200003d.jpg

Los ladrones aprovecharon que el domicilio no se encuentra habitado, ya que el futbolista y su familia radican en México, para forzar las cerraduras y consumar un robo que asciende entre los 1.5 y 2 millones de pesos en joyas y otros objetos de valor.

Tras ser avisados del hurto, las autoridades andinas acudieron a la residencia de "Turboman" para revisar el perímetro, sin embargo, no encontraron rastros de lo sucedido en el hogar del jugador de 28 años de edad , quien hasta el momento no ha querido dar declaraciones acerca de dicho asunto.