By 90Min
February 03, 2019

El Real Madrid aprovechó los pinchazos de Barça y Atlético y consiguió los tres puntos ante un Alavés que estuvo ordenado pero que acusó el ritmo de juego alto de los blancos. El primer gol lo anotó Benzema, que sigue de dulce y que marcó por cuarto partido consecutivo, mientras que el encuentro lo 'mató' Vinícius. Con esta victoria, los de Solari se colocan a dos puntos del Atlético y a ocho del líder Barça.


LO BUENO: La intensidad y actitud del Real Madrid

El conjunto merengue salió en casa a por el partido desde el principio imprimiendo una gran intensidad, sobre todo en la recuperación del balón y una muy buena actitud de todos los jugadores, que fueron solidarios con sus compañeros. Los blancos llevan varios partidos en los que se nota que han dado un paso adelante en cuanto a actitud y eso se ha notado en el juego.

Tanto es así que ante el Alavés nunca dejaron de intentarlo y al final consiguieron batir al conjunto rival poniendo una marcha más, con un ritmo alto de juego y moviéndose muy bien al espacio.

LO MALO: El flanco derecho con Nacho y Odriozola fue lo más blandito en defensa

Mientras que Reguilón y Ramos estuvieron providenciales atrás, Nacho como central derecho y Odriozola fueron los que más se complicaron atrás. El lateral porque dejó demasiados espacios atrás que fueron aprovechados por el rival para armar los ataques siempre por su banda. Además, comprometió dos veces a Courtois con pases rasos cuando el rival estaba presionando.

Por su parte, Nacho no supo hacer la ayuda a Odriozola cuando este no estaba en su posición. Se complicó demasiado o llegó tarde en otras ocasiones. Si bien hay que decir que en la segunda parte el canterano se entonó más y el equipo finalmente no recibió ningún gol.

LO FEO: El Madrid bajó el ritmo en la segunda parte y a punto estuvo de acusarlo


En la segunda parte, el once de Solari no fue capaz de mantener el mismo ritmo de juego y el Alavés subió su intensidad, lo que propició que el equipo vasco llegase más a la portería de Courtois. Además, pese al dominio blanco no finalizaban jugadas y ya el ritmo de pases fue más lento, con lo que el equipo contrario estuvo mejor colocado en todo momento.


Afortunadamente para el Madrid, el Alavés tampoco acertó a marcar en los tiros que dispuso y acabaron acusando el cansancio de estar corriendo todo el partido detrás del balón. FInalmente, remataron la faena gracias a un gran Vinícius que por fin consiguió finalizar una jugada dentro de la red y a Mariano, que remató en plancha un balón puesto por Odriozola.

You May Like