By 90Min
September 22, 2017

La magia de Ronaldinho no se apagará nunca. El ex futbolista del Barcelona, Milan y PSG entre otros siempre ha demostrado tener algo diferente al resto de futbolista. De su cabeza y sus botas brota una imaginación infinita que le hace hacer jugadas prácticamente indefinibles que siempre han sido el terror de sus rivales y han recibido la admiración de la afición, incluso de las contrarias.


Esta vez fue en fútbol sala, y es que el Gaucho se sale en cualquier deporte que tenga un esférico y haya que manejarlo con los pies. Ronaldinho recibió un pase desde su área sobre el centro del campo. El brasileño vio que tenía al portero rival casi al lado y dejó pasar el balón, que se coló entre las piernas del portero, para después conducirlo hasta la portería y anotar el gol mirando hacia otro lado, como aquellos magníficos pases que daba cuando solía vestir la camiseta blaugrana.

Ronaldinho, una vez más, años después de su jubilación, lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a abrir nuestras bocas, a sorprendernos, a ofrecernos un tipo de fútbol que solo él es capaz de hacer, a hacernos creer en este deporte y a hacer arte con el balón. Siempre le estaremos agradecidos. 

You May Like