By 90Min
September 23, 2017

Es el hombre del momento. En una noche soñada, Ignacio Scocco marcó 5 goles y fue la gran figura de River en la histórica goleada por 8 a 0 sobre Jorge Wilstermann. El delantero que tantas veces estuvo cerca de ponerse la Banda comenzó a escribir una historia de amor con el club del que, por más que no lo diga públicamente, es hincha desde chiquito.

Pero lo cierto es que esta historia podría nunca haberse dado. O peor aún, podría haberse dado teñida de azul y amarillo. 

Corría el año 2014 cuando el nacido Hughes, provincia de Santa Fe, militaba en Southampton de la Premier League. Venía de ser el goleador de Newell's en la conquista del Torneo Final 2013 y Carlos Bianchi quería contar con sus servicios. "Hubo un sondeo de Boca y Nacho quiere volver a la Argentina, pero es difícil", confesaba Fabio Soldini, su representante. Lo económico no era el problema, sino las intenciones del jugador: "Su prioridad es Newell's, es lo que Nacho está esperando", había señalado el agente.

Paul Thomas/GettyImages

Existieron negociaciones, pero la firme voluntad de Scocco de regresar a la Lepra puso fin a las ilusiones del Virrey. "Hay que pagar 5 millones, también el contrato y él no dice que quiere jugar en Boca. Eso no me gusta", disparó por aquel entonces Daniel Angelici, presidente de Boca.

Cansado de que Nacho no demostrara interés, Angelici dio por finalizadas las negociaciones y el lugar de Scocco, Boca compró a Federico Carrizo de Rosario Central y Gonzalo Castellani, de Godoy Cruz.


You May Like