By 90Min
September 27, 2017

Con 0-0 en el marcador llegó la primera polémica del encuentro entre el Borussia Dortmund y el Real Madrid. Los alemanes reclamaron a Kuipers un penalti por mano de Sergio Ramos dentro del área, pero el colegiado no pitó nada.


El Real Madrid se impuso 1-3 al Borussia Dortmund en el segundo partido de la fase de grupos de la Champions. El partido dejó una jugada bastante polémica cuando el marcador todavía iba 0-0 y hay diversas opiniones sobre ella.


En el minuto 13, el Dortmund reclamó un penalti por mano de Sergio Ramos y Kuipers, el árbitro del encuentro, no sancionó la acción. Keylor Navas despejó bajo los palos un remate de Philipp y el rechace le dio en las manos a Sergio Ramos.

La mano es clara, pero al venir de un rechace la duda es si hay intención del jugador o no. "Si un jugador toca el balón con la mano en un claro gesto de evitarlo, o porque le llega a su mano o brazo rebotado de sí mismo, o porque con el brazo o la mano apoyado en el suelo el jugador intercepta el balón, no será punible, por lo que no se debe sancionar como infracción" específica el Comité Técnico de Árbitros.


Para el ex árbitro Iturralde González la jugada sí es penalti y por lo tanto Kuipers se equivocó en su decisión de no señalar la pena máxima: "Si viene de rebote del propio Ramos es involuntario pero si viene de Keylor y él alza las manos sí lo es", explicó durante la retransmisión en Carrusel Deportivo de la Cadena SER.

Por su parte, el también ex árbitro Andújar Oliver está de acuerdo con la decisión de Kuipers: "Existe la mano, pero es tan clara como involuntaria. El balón es despejado en primera instancia por Keylor Navas y posteriormente da en la mano del central del Real Madrid. El holandés acertó en su decisión", comentó el ex árbitro Andújar Oliver en Radio Marca.

You May Like