By 90Min
September 29, 2017

Morata ayer fue una auténtica pesadilla para la defensa del Atlético de Madrid. El delantero madrileño, ex-jugador del Real Madrid, marcó un bonito gol de cabeza pero pudo anotar varios más.

Gonzalo Arroyo Moreno/GettyImages

Todos los madridistas son personas non-gratas en el Wanda Metropolitano. Ayer, el delantero español de la selección, se cansó de escuchar insultos. De todo tipo. Su paciencia tuvo un límite. Fue en el momento de su sustitución, en el que Álvaro no pudo reprimir sus instintos de realizar este polémico gesto a la afición del Atlético de Madrid.


Ante todos los insultos, el delantero respondió con un beso irónico. Lo que no gustó nada a la afición rival.

You May Like