By 90Min
October 03, 2017

El día 1 de octubre fue un día muy difícil para todos los españoles, pero sobre todo para los que estaban en Cataluña. Esto se trasladó al fútbol. El FC Barcelona quería suspender el partido, pero ni Las Palmas, ni LaLiga, ni la Federación querían. Además, como consecuencia LaLiga le hubiera multado con 600 mil euros y 6 puntos menos (3 del partido y 3 de penalización).

El partido terminó jugándose, pero hubo una acción que molestó y mucho a los dirigentes del club catalán, y fue que el club canario pusiera una bandera de España en su camiseta para posicionarse en contra del referéndum ilegal.

Como respuesta a esto, el Barcelona tomó la controvertida decisión de suspender la tradicional comida de directivas y, según Eduardo Inda, va más allá.

Al parecer, tanta fue la molestia que causó esa bandera, que el Fútbol Club Barcelona estaría pensando en quitarle un jugador cedido, que es propiedad del equipo blaugrana, a Las Palmas.

Hablamos de Sergi Samper, que con el fin de buscar minutos salió cedido con destino a las islas. Su aventura podría haber llegado a su fin antes de lo previsto, y podríamos estar ante una guerra de clubes. Veremos qué pasa en los próximos días

You May Like