By 90Min
October 05, 2017

César Villaluz era de esos jugadores esperanzadores. Se crió en una de las colonias populares de la Ciudad de México, la Guerrero, hasta que a los 10 años se integró a las filiales de uno de los clubes más laureados en el país: el Cruz Azul. Desde entonces, destacó en categorías menores y a los 17 años llegó su cenit, cuando conquistó el mundial Sub 17 en Perú 2005 junto a Carlos Vela, Giovani Dos Santos, Héctor Moreno y compañía.

Lo que vino después, tal y como se esperaba, fue una carrera ascendente en el primer equipo de Cruz Azul, tras completar su proceso formativo en la filial de Hidalgo y Lagunas. Tres años después de ser uno de los referentes en el mundial Sub 17, Villaluz lo era también en La Máquina de Sergio Markarián y Benjamín Galindo, junto a una legión de paraguayos y jugadores nacionales que llevaron al club celeste a un par de finales consecutivas tras ocho años de ausencia.

Es entonces en ese momento que se da un punto de inflexión en su carrera. Durante el 2T de la vuelta de la final entre Cruz Azul y Toluca del Apertura 2008, José Manuel Cruzalta le colisionó en una jugada al borde del área y lo dejó inconsciente. En aquel momento, el marcador iba 2-1 global en favor de Toluca. El partido terminó con un 2-2 empate en el global y el equipo celeste lo perdió en penales. Villaluz, a la fecha, dice no recordar nada hasta el momento en que Cruzalta impactó con él.

El hype que causó como la gran promesa de Cruz Azul siempre lo puso en un estatus elevado. La expectativa y exigencia, por ser jugador de casa, era grande. Después de aquel desplome, su carrera vino abajo y terminó por salir por la puerta de atrás para que su carrera tomará un rumbo poco emocionante: San Luis, Chiapas y Celaya.


Ahora, con 29 años, recuerda con nostalgia su pasó por La Noria y admite que la vara siempre estuvo alta para él. Igual, dice, sólo le faltó el ansiado título para poner el broche de oro a su etapa por Cruz Azul:

LatinContent/GettyImages

"Debutas y ya no eres ese desconocido, marcas un nivel y la gente ya espera eso de ti o más. Esa varita sí estuvo marcada muy alto, pero creo que en su momento me fue bastante bien en Cruz Azul. Las cosas me salieron bastante bien y lo único que nos faltó fue un campeonato para poder redondear toda esa buena actuación”, confesó en ESPN. 

Y, sin mayor cortapisa, confesó tener el deseo de querer volver a enfundarse la casaquilla celeste para, ahora sí, poder bordar la anhelada novena estrella en el escudo azul:

"Uno siempre quisiera regresar a esos momentos porque se jugaron muchas finales, pero desafortunadamente no se pudo ganar ninguna. Uno quisiera regresar y poder ganar un campeonato con ese equipo, yo creo que sería algo muy bueno, porque fue un equipo que me dio muchas cosas y uno quisiera contribuirle con un logro para la institución”, dijo el atacante mexicano.

En la actualidad, César Villaluz no está registrado en ningún club de México, tras su última etapa en el Celaya. Se le vincula con un club de la tercera division de España, aunque sin mucha información clara por el momento. Su más reciente aparición en un césped se dio en el fútbol amateur, en la Liga CLASA, donde fue anunciado como fichaje del San San de Chicago. 

You May Like