By 90Min
October 08, 2017

Desde chico siempre fue un muchacho alegre y risueño, el placer de sus padres. Nació en una familia muy humilde, en un lugar aún más humilde del amplio territorio argentino. Así fue que, siendo tan solo un niño, deseaba jugar al fútbol para llegar a ser una gran estrella algún día, tal y como lo fue su padre, que lo apodaban “El Burro” pues sus patadas eran algo memorable, por lo tanto a Ariel lo apodaron “El Burrito” en honor a su padre. Luego de años de entrenamiento en Ledesma, Jujuy, Ortega llegó al club que lo trató como un hijo pródigo siempre que pasó por allí. Su constante desborde y manejo del balón lo hicieron imprescindible para casi todos los partidos, mientras que esa misma habilidad lo hizo un adversario a tener en cuenta para todos los marcadores. Hoy el Burrito continúa ligado a la institución de Núñez, esa que tanto quiere, y así seguirá por siempre. Así lo dejó en claro el jujeño:

Image by River el mas grande Lejos


"Mi lugar en el mundo es River. Estoy con amigos, ex colegas con los que jugué mucho tiempo. Me emociona seguir trabajando en River, me llena de orgullo, me siento feliz. ¿Cómo voy a dejar de ir a un lugar en el que me siento tan bien? Además, jugar los lunes con el fútbol señor es algo hermoso en donde la pasamos muy bien", explicó el ídolo del Más Grande, quien hoy ocupa un lugar en las Divisiones Inferiores del club, y agregó: "Ojalá pueda estar toda mi vida en River".

Image by River el mas grande Lejos


Por otra parte, la exitosa carrera de Ortega estuvo marcada por diferentes mantos sagrados que fue utilizando a lo largo del tiempo. "Muchas camisetas han marcado una época. La del '94 sin dudas que era muy linda. Aparte casi siempre teníamos la suerte de salir campeones. Le hice un gol a Boca, y quedó esa imagen con esa camiseta, que salió en todos lados. Tengo un gran recuerdo de ese partido, de esa camiseta, de ese día, de todo", confesó el Burrito, quien eligió su casaca preferida: 


"Sin dudas la primera. Como mi sueño siempre fue jugar en River, ver la camiseta con la publicidad de Carta Credencial era muy linda. A medida que pasa el tiempo, la van mejorando y siempre es linda".


Image by River el mas grande Lejos

"Mi hijo es fanático, enfermo mal de River. Siempre vamos juntos a la cancha. Es una satisfacción enorme, es un momento único ir con él a la cancha. Es algo que no puedo creer", contó Ariel emocionado sobre su hijo Tomás, y explicó que la pasión por el Millonario se lleva "en la sangre".

You May Like