By 90Min
October 09, 2017

Estamos acostumbrados a ver a Cristiano Ronaldo ser uno de los líderes del vestuario del Real Madrid. No obstante, en su etapa en Manchester había pesos pesados por encima de él como por ejemplo Rio Ferdinand o Ryan Giggs que chocaron bastante con el extremo luso en los inicios de su etapa en el United.

Y es que, sobre todo Giggs, no se cortó un pelo a la hora de dejarle las cosas claras Cristiano si hacía o veía algo que no era del todo correcto. Ejemplo de ello es la anécdota que reveló el comentarista y ex jugador Jan Aage Fjortoft. Este hizo público en el Mirror un episodio que le contó su compatriota Ole Gunnar Solskjær acerca de un día en el que Giggs acabó arrinconando a Ronaldo contra la pared.

En este sentido, era costumbre que todos los jugadores de la primera plantilla se juntasen para desayunar en la ciudad deportiva del United antes de los entrenamientos. En uno de esos días, CR7 apareció con una lata de Coca-Cola en la mano y, cuando Giggs vio el refresco, fue directamente a por su compañero y le empujó contra la pared mientras le gritaba que "no vuelvas a hacer eso nunca más". Cristiano aprendió la lección y desde entonces nunca se le volvió a ver en Manchester con un refresco.

Giggs no fue el único que le puso las cosas difíciles a Cristiano. Ferdinand reveló también que él y otros miembros del vestuario se reían de la vestimenta del de Madeira, que habitualmente acababa enfadado. Incluso el propio Ronaldo confesó que no conversaba apenas con algunos de sus compañeros cuando fue preguntado por su relación con Bale y Benzema. "En Manchester no hablaba mucho con Ferguson, Scholes, Giggs o Rio Ferdinand. Yo no tengo que ir a cenar con Benzema o que Bale venga a mi casa. Lo que hace falta es sintonizar dentro del campo. No tenemos que darnos besitos", declaró.

You May Like