By 90Min
October 12, 2017

El estadio del FC Barcelona, junto al del Real Madrid, es uno de los pocos de los feudos de los grandes clubes que no cuentan con un nombre comercial. Sin embargo, la necesidad de financiar el nuevo Espai Barça, obliga a obtener ingresos en gran cantidad para poder llevarlo a cabo, por lo que esta sería una buena solución.


En abril de 2014, los socios del club azulgrana votaron en un referéndum sobre la posibilidad de incluir un patrocinador en la nomenclatura del estadio. Pese a que el contrato firmado con Van Wagner, empresa especializada en marketing deportivo que consiguió que MetLife abonase 400 millones por nombrar el estadio de los Giants y los Jets )equipos de New York de la NFL), estableciese que se debería haber encontrado un patrocinador en la primavera de este año, el asunto se ha dejado para el primer semestre de 2018.


De este modo, el objetivo del club es encontrar una empresa dispuesta a abonar, como mínimo, 200 de los 600 millones previstos en el nuevo Espai Barça y renombrar el estadio añadiéndole el apellido comercial de la misma de cara a la temporada 2018-2019, que se iniciaría en agosto. Las obras no tardarán en iniciarse y está previsto que finalicen entre 2021 y 2022.

You May Like