By 90Min
October 18, 2017

El delantero argentino Ángel Correa hoy es reconocido mundialmente, actúa en uno de los equipos grandes de Europa como es el Atlético Madrid y vive de lo que le gusta: el fútbol. Pero, para llegar al lugar en el que está actualmente tuvo que sacrificarse y dejar muchas cosas de lado, todo en el seno de una familia que prácticamente no tenía nada para comer.


    La muerte de su padre a los 10 años, la de su hermano a los 12 y la reciente tragedia de otro     de ellos, y la operación del corazón que él sufrió a los 19 forman parte del relato que le brindó     a La Casa del Fútbol, de España.


A propósito del tumor benigno en su corazón, Correa contó sus sentimientos: "No entendía, porque yo entrenaba todos los días, nunca había sentido nada. Fue todo muy raro, pero lo tomé con tranquilidad. Lo que me puso mal era que no me aseguraban si iba a volver a jugar al fútbol", sostuvo.

"En tan poquito tiempo pasaron muchísimas cosas muy difíciles, pero tuve la fuerza para poder superarlo y tratar de seguir luchando como lo vengo haciendo hasta ahora", aseguró el ex San Lorenzo.


Por último, contó su ejercicio mental cada vez que está por salir al campo de juego: "Antes de que empiece el partido me acuerdo de todo lo malo que viví y eso me da fuerzas para tratar de luchar cada minuto", concluyó el futbolista de 22 años.

You May Like