By 90Min
October 19, 2017

Que el Manchester City esté realizando semejante arranque de temporada no es casualidad. Poco a poco ya se va notando la mano de Guardiola y sus métodos de control. Hasta el momento conocíamos algunos, como su obsesión con la alimentación de los jugadores que consiste en la prohibición de algunos de ellos, como el chocolate, la coca-cola o la comida basura.

Sin embargo, ahora hemos podido saber que ese 'marcaje' de Guardiola a sus pupilos va mucho más allá de la comida. Y es que el defensor Nicolás Otamendi ha revelado en Fox Sports que el entrenador se preocupa también por la situación familiar de sus futbolistas o incluso de su nivel de inglés.

En este sentido, el argentino dio a conocer que Pep les impone exámenes de inglés para perfeccionar el idioma con el objetivo de que se enteren bien de las indicaciones tácticas. "Después de los partidos es obligatorio comer en el club. La dieta y el descanso es muy importante ya que tenemos un calendario muy intenso. Pep es exigente en cuanto a comida y también en que estudiemos inglés, ya que cada reunión es en esta lengua. Hasta tengo un examen en diciembre", confesó.

Otamendi confirmó que, para Guardiola, es igual de importante la táctica que se va a llevar a cabo dentro del campo como las situaciones extradeportivas que rodean al encuentro."Pep tiene todo controlado cuando el partido está cerca, todo fluye bien. Está todo diseñado para que el equipo funcione perfectamente. Nada se deja al azar. Pep está encima de todo, no sólo hablándonos de fútbol sino también asegurándose de que estamos bien con nuestra familia y cosas como esta. Cuando es la hora de focalizarse en el partido, todas las bromas se paran", declaró.

You May Like