By 90Min
November 17, 2017

Apenas en el pasado torneo, un suceso histórico ocurrió en la Liga MX: Por primera vez desde su creación, la AMA (Asociación Mexicana de Árbitros) convocó a 'huelga' y paró el torneo por una jornada. Y ahora, a algunos meses de distancia, algo similar estuvo a punto de suceder.

Según difundió el diario RÉCORD, Arturo Brizio, su mandamás, había decretado que antes de la Liguilla - se juega a partir de la próxima semana - habría pruebas físicas a los silbantes. Quien no las pasara, sin importar nombres, quedaría fuera de la fiesta grande del balompié azteca.

Image by Alfredo Rendón

De inmediato, los nazarenos mostraron su inconformidad y amagaron, sin más, con parar el torneo en plena Liguilla. La cuestión tomó tanta fuerza que, según la misma fuente, Enrique Bonilla, presidente de la Liga, debió intervenir.

El dirigente no hizo más que conciliar con los nazarenos y cedió ante su petición: Los resultados de las pruebas físicas no influirán en quién sí y quién no pitará en la Liguilla.

No obstante, según dicho diario, aquellos centrales que no pasaron las pruebas físicas serán marginados, al menos, de la Jornada 17 a jugarse en los próximos días. 

You May Like