By 90Min
November 18, 2017

La reforma del feudo merengue, donde se incluía también la remodelación del mismo para renovarlo, se ha paralizado después de que el acuerdo comercial entre Florentino y CEPSA se haya roto por voluntad de la segunda. Iba a aportar 400 millones de euros.


La empresa IPIC (International Petroleum Investment Company), con sede en Abu Dhabi y propietaria de CEPSA, se ha echado atrás en lo que al acuerdo firmado hace tres años respecta. La multinacional iba a aportar 400 millones de euros para el nuevo Santiago Bernabéu a cambio de que éste llevara su nombre.



El motivo que ha dado es la reducción de los metros edificables por parte del ayuntamiento de la capital española. No obstante, el factor económico también ha tenido gran influencia a la hora de romper el acuerdo, puesto que el precio del petróleo ha caído notablemente en los países del Golfo. 


Mubadala Development Company, organización matriz de IPIC presidida por Khaldoon Al Mubarak, iba a aportar 40 millones anuales en la próxima década. La rotura del acuerdo podía esperarse desde el momento en el que la multinacional decidió no renovar el acuerdo en el verano pasado. Habrá que ver si Florentino Pérez busca otra inversor que quiera financiar las obras, si éstas se cancelan o decide aportar el capital él mismo.

You May Like