By 90Min
November 20, 2017

Este fin de semana ha estado cargado de derbis que han dejado multitud de detalles en el terreno de juego. Pero también ha habido más partidos llenos de imágenes curiosas, como la que se vivió en la Italia este pasado domingo en el estadio Paolo Mazza.

Y es que se enfrentaba el SPAL 2013 frente a la Fiorentina en un encuentro en el que el resultado fue lo de menos. Acabaron empate a uno finalmente, pero la anécdota la dejó el jugador local Francesco Vicari, que saltó al terreno de juego y estuvo jugando con dos agujeros redondos en los talones de sus botas.

Desconocemos el motivo por el que el central italiano decidió agujerearse las botas a la altura de los talones, aunque lo más probable es que le apretasen demasiado o le estaban haciendo algún tipo de rozadura y las cortara para tener menos presión en esa zona del pie.

Algo parecido le pasó hace 15 días también a Mats Hummels. El defensor del Bayern de Múnich jugó con agujeros en sus zapatillas, pero en esta ocasión en la parte delantera del pie a la altura del primer dedo. El alemán explicó el motivo al finalizar el encuentro y confesó que fue porque "tengo dolor en los dedos y el objetivo era no sentir presión", declaró.

You May Like