By 90Min
November 20, 2017

El FC Barcelona ha hecho oficial a través de un comunicado en su página web que ha decidido recurrir las tarjetas amarillas que vieron Gerard Piqué y Luis Suárez en el encuentro que enfrentó a los blaugranas frente al Leganés en Butarque este pasado sábado.

El escrito del club recoge también lo que indicó el arbitro de ese choque, Undiano Mallenco, en el acta. "Según consta en el acta arbitral del partido, redactada por el colegiado Undiano Mallenco, Piqué vio la amarilla en el minuto 29 por "coger un adversario que estaba en posesión del balón". Por su parte, el delantero uruguayo fue amonestado en el minuto 52 por 'impedir que el portero sirviera el balón cuando lo tenía controlado en sus manos'".

Y es que para el Barça esas dos acciones no eran merecedoras de tarjeta. La del central se produjo en el minuto 29 por un agarrón sobre el delantero rival en una acción que estaba bastante alejada del área y con más futbolistas del Barça alrededor. Una amonestación que ha supuesto la quinta amarilla para el catalán, por lo que si no se la acaban quitando se perderá el importantísimo partido frente al Valencia, segundo clasificado a cuatro puntos, en Mestalla. Además, tampoco podrá estar Mascherano por lesión, por lo que incluso podría ser titular Vermaelen.

En cuanto a la cartulina mostrada a Luis Suárez, este fue un error todavía más claro de Undiano Mallenco. Y es que se trata de una jugada en la que el portero rival, Cuellar, agarra el balón y extiende el brazo para frenar al ariete uruguayo. En ese momento, Suárez le aparta el brazo y Cuellar finge una agresión en el rostro. El trencilla acabó picando ante la astucia del guardameta del Leganés y como consecuencia le sacó la tarjeta al blaugrana. Aunque esta no supone la quinta amarilla que acarrea suspensión, el Barça ha decidido presentar alegaciones por lo claro que se ve en las repeticiones que circulan de la jugada.

You May Like