By 90Min
November 22, 2017

Zlatan Ibrahimovic volvió la semana pasada, pero no va a tener tiempo suficiente para reeditar, por enésima vez, el premio al mejor jugador sueco. Siete meses de lesión corta a la progresión y los méritos a cualquiera y, por mucho que seas Ibrahimovic y hayas tenido buenos números en la temporada y títulos, si no juegas va a ser muy difícil optar a premios individuales.


Ibra, que llevaba 10 años siendo nombrado mejor jugador sueco del año, ha cedido su corona al defensa del Krasnodar y actual capitán de la selección Andreas Granqvist, que estuvo presente en ambos partidos de repesca contra el combinado italiano dejando muy buena imagen. Eso si, Zlatan no se fue de vacío y se llevó el premio al mejor delantero.



Puede que sea solo un año de transición. La vuelta de Ibra a los terrenos de juegos es un hecho y además se está rumoreando con su posible vuelta a la selección para el Mundial de Rusia, lo que le haría liderar, una vez más, a la selección nórdica en una gran competición de selecciones después de su retiro tras la Euro de Francia 2016.

You May Like