By 90Min
December 04, 2017

Ser entrenador es una profesión de riesgo. Los técnicos están siempre en el filo de la navaja, andando por la cuerda floja, siempre a un paso de caer. Pueden haberse ganado todo el crédito del mundo que, salvo contados casos como el de Wenger, a la mínima caerán. Siempre son los primeros señalados y criticados y su despido la solución más fácil para cambiar la dinámica. Por ello, no nos debería extrañar que algún técnico decida abandonar la pelota para correr el Rally Dakar, uno de los más duros del planeta. Además, esta carrera suele acoger a antiguos deportistas de otras competiciones, casi siempre relacionados con el motor. Este año, Villas-Boas, será el blanco de todos los focos.


André Villas-Boas es conocido en el mundo del fútbol por haber entrenado a grandes equipos como Oporto, con los que ganó una UEFA, Tottenham o Chelsea. Este año, el portugués decidió viajar hacia oriente y trasladar sus conocimientos al Shanghai SIPG. Parece que su aventura asiática no ha sido suficientemente emocionante para él y ha decidido subirse a un Toyota Hilux para correr el Dakar junto al equipo Overdrive.

El motivo por el que se ha decidido a participar en esta aventura es su cuarenta cumpleaños. Ahora que ha pasado de década quiere vivir nuevas experiencias y lo hará al mando de un volante aunque su primera intención fue ir en moto. “Hablé con mi amigo Alex Doringer, director de KTM; y me comentó que necesitaría una preparación completa durante un año si quería conseguirlo, que era mejor que me orientara más bien al coche. Así que me puse en contacto con el Team Overdrive… y voy a estar en la salida”.

You May Like