By 90Min
December 23, 2017

El futbolista francés ha acortado plazos en su recuperación y está prácticamente listo para jugar. Podría haber forzado para llegar a la cita de hoy, pero Ernesto Valverde decidió que lo mejor era ser precavido y esperar a inicios de 2018 para que vuelva, algo que el jugador ha entendido y ha encajado correctamente, según informa el diario Sport.


Ousmane Dembélé se retiró del terreno de juego cuando el FC Barcelona visitó el feudo del Getafe el pasado 26 de setiembre. Al pasar por quirófano, se pronosticó que no estaría listo para jugar hasta enero o febrero de 2018, algo bastante duro para un joven de 20 años que tiene que demostrar porque ha costado más de 100 millones de euros.

Lleva varios días entrenando con el grupo sin problema y siguiendo el ritmo y, según informa el rotativo, tenía ganas de jugar en el feudo merengue en el día de hoy. Sin embargo, el técnico del equipo azulgrana ha decidido que lo mejor era no convocarle para una contienda ante el Real Madrid, consciente de que es un partido de alta exigencia física en la que podría salir perjudicado. 

El retorno de Ousmane Dembélé tendrá que esperar hasta 2018, donde tendrá la primera oportunidad el 4 de enero, visitando al Celta de Vigo en la ida de los dieciseisavos de Copa del Rey; o el 7, recibiendo al Levante en la jornada 18 de LaLiga.

You May Like