En un partido que sufrió a pesar de jugar casi todo un tiempo con un hombre de más, Gremio le ganó por penales a Independiente y se consagró campeón de la Recopa Sudamericana. El estadio fue una verdadera fiesta y las celebraciones duraron hasta largas horas de la noche en Porto Alegre.

En el campo de juego, el plantel tuvo una compañía especial, que se ganó el amor de todos los que estaban viendo la premiación. Se trata deCarolina Portaluppi, nombrada en redes sociales como la reina de la Recopa.

Es la hija del entrenador Renato Gaucho y en Brasil ya la conocen muy bien. Siempre acompaña a su padre a los partidos del Gremio y como últimamente le está yendo muy bien, es protagonista en todos los festejos cuando el equipo sale campeón.

Con 23 años y más de 900 mil seguidores en su cuenta de Instagram, Carolina se siente parte del plantel de Gremio. Los hinchas del Gremio la aman y la llenan de elogios cada vez que realiza una publicación. 

En el momento que Martín Benítez erró el decisivo penal, entró en la cancha y tuvo una alegría más. Todos los que tuvieron la suerte de verla seguramente también.