Zlatan Ibrahimovic tuvo un debut de película, ya que entró en la última parte del encuentro, 20 minutos que fueron suficiente para disfrutar de toda su categoría.

Luego del espectacular triunfo del Galaxy en el clásico de Los Angeles, el protagonista de la jornada, Zlatan, se acercó a las gradas para celebrar junto a la afición que tanto pedía su presencia en el campo.

Aquí tienen el significativo momento: