En el partido mundialista que se jugó el viernes 22 de junio entre Brasil y Costa Rica, Brasil quedo conmocionada y muy revuelta tras la confesión que hizo el defensa brasileño Thiago Silva tras una polémica acción ocurrida en el partido, a pesar de que fue la Canarinha la que se llevó la victoria al final por dos goles a cero. Y es que la polémica acción ocurrió en la segunda parte del partido, entre Silva y su capitán, Neymar.

brazil-v-costa-rica-group-e-2018-fifa-world-cup-russia-5b2f60db3467ace4a7000013.jpg

Tras la sufrida victoria de Brasil ante Costa Rica, el defensor del Paris Saint-Germain reconoció que no se sentía bien con la manera en la que Neymar le recriminó, al final del encuentro, una acción en la que el defensa brasileño decidió devolverle el balón a los costarricenses como acto de fair play.

De acuerdo a lo recogido por Globo Esporte, Thiago señaló: “Le tengo como un hermano menor, intento cuidarlo y darle consejos. Hoy me sentí triste, ya que, cuando devolví un balón a Costa Rica, me insultó. Tenía razón, ya que le habían dado mucha cera (patadas), pero aquel balón no sería el que nos diera el triunfo. Me siento tranquilo en relación a mi acto y me he quedado muy triste con el insulto de él”.

fifa-world-cup-2018-russia-brazil-v-costa-rica-5b2f5c053467ac2873000002.jpg

Seguramente que el comportamiento del delantero brasileño y compañero de Silva en el PSG no estuvo bien, pero la tensión en el partido era máxima. La acción de la que habla Thiago Silva se produjo en el minuto 38 del segundo tiempo. Es decir, Brasil todavía no había conseguido marcar los goles que le darían la victoria ante los ticos (Minutos 90 +1 y +5).

Eso sí, Thiago también tuvo buenas palabras para su compatriota, destacando la personalidad que Ney sigue demostrando, al asumir la máxima responsabilidad en el combinado brasileño: “Tiene mucha responsabilidad, y no todos la asumen como él. Se mereció el gol, merecimos la victoria y creo que le sacamos un peso de encima a todos los brasileños”.

brazil-v-costa-rica-group-e-2018-fifa-world-cup-russia-5b2f5c563467ac70ac000001.jpg

Ahora, Silva y Ney querrán hacer borrón y cuenta nueva, olvidarse de este asunto y prepararse para el nuevo partido que tienen por delante. Su próximo rival es Serbia, la cual no se lo pondrá fácil. Esta claro que la Canarinha se tendrá que esforzar al máximo si quiere obtener la plaza en los octavos de este Mundial.