El clima era tenso en el Estadio Krestovski de San Petersburgo. Argentina se jugaba una final contra Nigeria para seguir con vida en la Copa del Mundo y el nerviosismo podía sentirse en cada rincón de la cancha repleta de hinchas albicelestes.

Pero la previa tuvo su perla y la dio nada más y nada menos que Diego Armando Maradona. El 10, posiblemente con unas copas de más encima, descontracturó el aire que se respiraba con una de las suyas.

Al comenzar a sonar una cumbia de 'Damas Gratis' en el estadio, el ídolo argentino tomó a una hincha nigeriana de la mano y comenzó a bailar.

Más tarde llegaría el momento de festejar, sufrir y volver a festejar con la Selección. Maradona gozó y padeció lo que hizo el equipo de Sampaoli en el campo de juego, pero terminó yéndose con una enorme sonrisa en la cara y disfrutando el pase de la Argentina a los octavos de final.

¡Dibuje, Maestro!

¡LOS MEJORES MEMES DE ARGENTINA - NIGERIA!