Zlatan no ha bajado el ritmo en su juego desde que debutó en la MLS y este año ya llegó a tres partidos seguidos anotando, su mejor racha desde 2016 cuando jugaba con el Manchester United.

El astro nacido en Suecia hace 36 años está demostrando que no está acabado. Desde que llegó al Galaxy, en marzo de 2018, tiene 10 goles en 13 partidos, una marca que puede ser considerada como muy positiva. 

Con una carrera en el fútbol de Europa que incluye paradas en Barcelona, Juventus, Milan, Inter, PSG y Manchester United, Ibrahimovic está colocando un cierre brillante inflando las redes con regularidad en la MLS.