Boca tiene uno de los mejores equipos del fútbol argentino y sudamericano. Viene de ser bicampeón en la Argentina y se reforzó para ser candidato en todas las competiciones en las que juegue.

El punto más débil del equipo está en el arco y por eso era una de las prioridades para el mercado de pases. Agustín Rossi mostró muchas falencias la temporada pasada y no brinda la seguridad que se necesita.

Por eso, pensando en el gran objetivo que es la Copa Libertadores, el Xeneize acordó con un arquero que le encanta a Guillermo Barros Schelotto. Se trata de Estebán Andrada, que actualmente se encuentra en Lanús.


En las negociaciones y como parte del pago, ingresará Guillermo Sara. El arquero, que venía siendo el suplente de Rossi, reforzará a Lanús y buscará ganarse el puesto para ser el reemplazante de Andrada.

"Me gustan los desafíos y sé que estoy capacitado para jugar en un equipo importante. Si llega el momento y lo de Boca es firme, obviamente que diré que sí", había declarado horas antes del acuerdo el arquero.

Mendocino de 27 años y 1.93 metro de altura, Andrada tendrá el mayor desafío de su carrera. Llegará para pelear un puesto, aunque lo más probable es que sea el titular.