A los 15 minutos del segundo tiempo, Gareth Bale llevó tranquilidad a las gradas al anotar el segundo gol del encuentro. Tras un buen pase de Modric, el galés disparó un zurdazo bien esquinado y anotó el 2 a 0.