El día de ayer se vivió una tremenda pesadilla en la cancha del Estadio Azteca, y es que el equipo dirigido por Miguel Herrera, pasó de la gloria al infierno. En el minuto 84 de partido, todos los aficionados americanistas y los que no son, daban por hecho que la escuadra de Coapa estaría en los cuartos de final enfrentando al equipo de Cruz Azul; pero las cosas fueron diferentes.

america-v-juarez-copa-mx-apertura-2018-5bac99d8f4f2126f52000001.jpg

Todo se empezó a nublar, cuando el equipo de los Bravos de Ciudad Juárez, en una jugada a balón parado, agarró desprevenida a la defensa azulcrema y con gol de Leandro Carrijo, cambiaría por completo la historia del partido, ya que los de la frontera lo llevarían a la tanda de penales.

Ya desde los once pasos las cosas cambiaron para Miguel Herrera y para sorpresa de propios y extraños, los futbolistas de Juárez le estaban jugando un partido de tú a tú a los azulcremas. En toda la serie, solo fallaron un penal, mientras que por parte del América, erraron Renato Ibarra y Carlos Vargas, siendo este último el villano de la película:

Por supuesto que con todo lo anterior el "Piojo" estaba furioso y reveló que el peor error que cometió, fue poner al jugador Carlos Vargas entre los 5 primeros tiradores:

Si Miguel Herrera quiere volver a ganarse el cariño del respetable, tendrá que enfocarse en ganar la Liga MX, de lo contrario su permanencia en el equipo azulcrema podría estar en riesgo.