Tras el triunfo por 2 a 0 en La Bombonera con doblete de Darío Benedetto, Boca Juniors irá a Brasil para enfrentar a Palmeiras por la vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores sabiendo que tiene la ventaja pero también que no hay oportunidad para relajarse.

El plantel de Guillermo Barros Schelotto está muy mentalizado en poder lograr el objetivo de clasificarse a la gran final y es por eso que el Mellizo pondrá lo mejor que tiene a disposición para el partido del miércoles a las 21.45, aunque seguramente cambie el esquema: del 4-3-3 de la ida pasará al 4-1-4-1, con Ramón Ábila como única referencia.

Agustín Rossi; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Wilmar Barrios; Sebastián Villa, Nahitan Nández, Pablo Pérez, Cristian Pavón; Ábila serán, casi con seguridad, los 11 que salten a la cancha desde el arranque en San Pablo.

El entrenador le seguirá dando la confianza a Rossi, más allá de sus últimos errores puntuales y de la reciente llegada de Carlos Lampe, ante la lesión de Esteban Andrada.

En la delantera, el DT introducirá la única modificación respecto del partido de ida: la inclusión de Villa en lugar de Mauro Zárate, para ganar velocidad. ¿Conseguirá Boca la clasificación?